Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Martes 16 Agosto, 2011


Heiner Mora fue uno de los consentidos de Ricardo La Volpe y mereció con creces esa consideración; no guardo estadísticas pero me parece que fue uno de los jugadores más habituales en las formaciones del argentino y uno de los que más minutos jugó, o quizá, el que más jugó.
Heiner Mora es un futbolista joven, pero ya ha vestido el uniforme de varios clubes: Santos, Universidad, Brujas, Saprissa y ha estado bajo las órdenes de diferentes técnicos. Me parece que es un futbolista que está en plena capacidad para analizar, aprobar, cuestionar y rechazar el trabajo de sus distintos entrenadores.
¿Qué le enseño de novedoso Ricardo La Volpe a su jugador más regular?
¿Cuál fue el avance de Heiner Mora desde que debutó con el argentino en Uncaf, hasta el juego frente a Ecuador?
¿Por qué un jugador tan regular en toda la etapa de La Volpe, no se sienta a conversar con Eduardo Li, Rolando Villalobos y Adrián Gutiérrez, las cabezas de la Federación, la Dirección de Selecciones Nacionales y la Comisión, respectivamente y hablan a calzón quitado del trabajo del técnico que salió corriendo, respetándole a Heiner la privacidad y el anonimato?
Porque como viejo periodista no tengo la menor duda sobre la poca calidad futbolística de nuestros jugadores, que fallan radicalmente en el conocimiento de los fundamentos del juego del fútbol, porque de niños no se los supieron enseñar, pero igual, ese trabajo que se defiende tanto de Ricardo La Volpe, solo surgió por pinceladas, pero tocó fondo en el último juego con los ecuatorianos.
Cuando se contrata a un maestro de calidad y La Volpe la arrastra y se arriba a una presentación tan mediocre como esta última frente a los suramericanos, crece la interrogante sobre quién falla. Entonces, reconocidas las limitaciones futboleras de los jugadores, pero presentándose en público las nulas mejoras en sus labores, igual debe caer la guillotina sobre la cabeza de un maestro que pareciera, por lo visto, no serlo.
Puede que Heiner Mora tenga la respuesta.
¿Por qué la dirigencia no conversa con él, e invitan a otros jugadores, ojalá no solo los preferidos de La Volpe, sino los que fueron desechados e ignorados, para que la dirigencia amplié la ruta de los conocimientos o desconocimientos antes de firmar al que sigue?

[email protected]