Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Viernes 8 Abril, 2011


Cleveland.
Con la victoria 7-1, regresé al hotel congelado pero contento: de camino me comí unas albóndigas en Subway y a esperar la serie contra los poderosos Red Sox y…
¡Barridos los Medias Rojas de Boston!
Los Indios de Cleveland le propinaron a Boston, el equipo seleccionado por los analistas para ir a la Serie Mundial contra los Filis de Filadelfia, tres derrotas en fila, con lo cual, hasta el jueves, la novena de Terry Francona encadena seis derrotas al hilo, con cero victorias, un inicio de temporada catastrófico para los poderosos Red Sox.
Su gran fichaje, Carl Crawford, venido de Tampa Bay no arranca y Adrián González, apenas se acomoda a los lanzadores de la Liga Americana, después de jugar toda la vida con los Padres de San Diego.
Por lo menos el mexicano la sacó de jonrón en Cleveland, su primero de la campaña.
Youkilis, Papi Ortiz, Drew y Pedroia están apagados y los abridores tampoco responden.
Comprenderán mi felicidad con estas cuatro victorias en fila que me ofrecieron los Indios como regalo de viaje, una contra Chicago y tres seguidas frente a Boston.
De verdad que después del triple play que gestó Carlos Santana en el sexto inning contra White Sox, la Tribu ha jugado como equipo de forma perfecta.
Los Indios tienen muy buena batería: anoten que ya el 90% de su nómina titular jonroneó, excepto Brantley Kearns, pero el primero batea para .350 mientras que el segundo busca su primer imparable de campana.
Ya la sacaron del patio Santana, Laporta, Orlando Cabrera, Hafner, Asdrúbal Cabrera con un Grand Slam que volcó el segundo partido contra Boston; también y finalmente se despertó el coreano Choo con un vuelacercas y otro de Hannaham.
El bateo no será problema para la Tribu en campaña; las dudas surgen en su cuerpo de abridores, con Carmona, Carrasco, Masterson, Talbot y Tomlin, porque el cuerpo de relevistas es excelente.
Contra Boston mejoró el pitcheo, resucitó Carmona y el tercer juego de la serie fue espectacular. Duelo de pitcheo entre John Lester y Fausto Carmona que se fueron sin decisión con 0-0 en los cartones.
Cerrando el octavo los Indios ganaron con una de las formas más bellas que tiene el béisbol, el deporte rey.
¡Meter una carrera sin dar de hit y sin que el rival cometa errores!
Y además, con esa única carrera, ganar el partido 1-0.
Seguimos mañana.

[email protected]