Logo La República

Sábado, 17 de noviembre de 2018



NOTA DE TANO


NOTA TANO

Gaetano Pandolfo [email protected] | Martes 29 marzo, 2011



Este partido contra Argentina debe servir para que la Selección Nacional mejore, aunque pierda. A ningún costarricense le molestaría o caería mal que la tricolor derrote a los argentinos, pero como ese resultado es bien difícil, mínimo que los discípulos de Ricardo La Volpe con un par de prácticas más en la espalda y mucho más horas de teoría en la cabeza, ofrezcan un buen espectáculo, un partido digno y sobre todo que la prensa deportiva y los aficionados notemos al final del evento, que se dio un paso o un pasito adelante, después de la gris presentación ante China.
Somos conscientes, aunque no respaldamos totalmente la idea, de que en un fútbol de bajo nivel como el nuestro, el director técnico de turno, en este caso don Ricardo, anuncie sin ningún tipo de hipocresía y sin engañar a nadie, que para los compromisos oficiales serios, como Copa Oro y eliminatoria al Mundial, se va a agarrar de los legionarios para armar sus equipos titulares.
“Si juegan en el extranjero es porque son mejores que los que actúan en el país”, expresa el argentino dentro de su lógica, aunque esto está por verse, porque en todos los países futboleros existen paquetes que se exportan y talento que queda en casa y Costa Rica no es excepción.
El problema en naciones de poca cultura futbolística como la nuestra, es que formar un equipo que rinda dividendos con un par de entrenamientos es misión imposible; si en Costa Rica todos los equipos y selecciones menores tuvieran un mismo estilo, un idéntico sistema o jugaran todas igual, caso de Italia, o Alemania, no hay problema en citar a los legionarios un par de días antes de un juego e insertarlos en el ritmo del equipo.
En nuestro fútbol, nada que ver y por eso La Volpe y sus antecesores tienen la excusa perfecta cuando sus dirigidos no caminan, como sucedió ante los chinos. “Nos acabamos de juntar hace un par de días”, dijo el estratega en la conferencia de prensa, como diciendo… ¿qué quieren que haga? Y en este sentido lleva razón.
Por eso no somos optimistas ante Argentina, de hecho un rival muy superior a China; dos entrenamientos más no harán que se dé el milagro, de ahí que suplicamos, solo suplicamos, que Costa Rica juegue mucho mejor al fútbol para ver si acaso vemos y analizamos mejoras, en un grupo donde ya varios de sus jugadores suman muchas horas y partidos bajo la batuta del verbalmente agresivo bigotón.

[email protected]