Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Martes 22 Febrero, 2011


¿Quién regaló el Estadio Nacional?
Los chinos.
¿Quiénes inauguran el Estadio Nacional?
Los chinos.
¿Quién puso el huevo para construir esa obra majestuosa?
Los chinos.
¿Quiénes se mataron trabajando de sol a sol para construirlo?
Los chinos.
¿Quién nos puso en el mapa mundial con ese coliseo?
Los chinos.
Todo, absolutamente todo se lo debemos a los chinos.
Sin su aporte, ahí estaría aún levantado el viejo estadio en ruinas.
¡Gracias, chinos! pero….
¿Quién habla de los chinos?
¿Quién se preocupa por los chinos?
¿A quién le interesan los chinos?
¿Qué se sabe de los chinos?
¿Cuál es el equipo de los chinos?
¿Cómo alinearán los chinos?
¿Quién es el entrenador de los chinos?
¿Cuándo llegan los chinos?
¿Cuánto valen las entradas para ver a los chinos?
¿Cómo es el uniforme de los chinos?
¿A quién se le dedicará el partido contra los chinos?
A los chinos, los costarricenses mal agradecidos los dejamos a un lado.
Nos regalaron el estadio, pero la presencia de su Selección Nacional no le interesa a nadie.
Entre Messi, Shakira y la Argentina se montó la fiesta.
Le damos pelota y autobombo a los que vienen a llevarse los dólares. Hacemos a un costado a quienes nos los regalan.
A pocos días de que se inaugure el Estadio Nacional, con el partido entre las selecciones nacionales de China y Costa Rica, la cobertura deportiva de este primer juego ha sido mínima.
Los costarricenses se volvieron locos con Messi y con Shakira, dos seres humanos productos de la globalización; el primero, extraordinario futbolista, la segunda, cantante multimillonaria de bajo nivel a la que no se le entiende nada, salvo la cadena de “gallos” que amarra en sus letras.
¡Claro, sus caderas son aparte!
Costarricenses ingratos, es hora de darle a los chinos el sitio y el honor que se merecen; todo lo que va a suceder en La Sabana a partir del 26 de marzo, se lo debemos a ellos.

[email protected]