Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Miércoles 29 Diciembre, 2010


Una de las grandes virtudes que tienen los trabajos de investigación de Greivin Moya en Telenoticias, es que siempre llegan a la raíz del cacho.
Se sabe de memoria los riesgos profesionales de su trabajo, cuenta con todo el apoyo logístico y de infraestructura de sus superiores; suponemos que cuando “toma” un caso, trabaja a tiempo completo en él y documentos probatorios en mano se lanza a desnudar a sus “víctimas”.
La enorme diferencia es que Greivin no se cansa; para este periodista, los escándalos no duran los tres días de rigor, sino que sus trabajos terminan hasta que terminan.
Los presuntos corruptos que investiga, al final de sus trabajos dejan de ser presuntos y quedan ante las cámaras más embarrialados que muchas de nuestras carreteras.
El deporte costarricense urge de periodistas con las características de Greivin y de medios de comunicación dispuestos a respaldar cualquier investigación.
Por ejemplo, cuando uno escucha de fuentes serias los miles de miles de dólares que han cancelado las federaciones de fútbol de otros países, para enfrentar a la costarricense, pero, a la hora de presentar “papeles”, esa cifra baja de forma escandalosa y millones de colones se esfuman entre intermediarios fantasmas, agentes y rebajas imaginativas, es hora de que se presente un Greivin Moya deportivo en la casa de los sustos y que empiece a asustar a sus huéspedes.
El “negocito” que en verdad resultó un negociazo multimillonario con la venta de entradas a los mundiales de Corea y Alemania para ver jugar a Costa Rica, fue investigado a la tica. El periodista que acuciosamente inició la investigación y puso contra las cuerdas a uno de los supuestos favorecidos con el negocio, se detuvo. No siguió como Moya hasta las últimas consecuencias.
¿Alguien supo algo con el negocio que finalmente se cayó, de las residencias que un empresario metido en el fútbol nacional, tenía bloqueadas y reservadas en Sudáfrica para los miles de ticos que iban para allá y no viajaron por lo sucedido en Washington?
¿A algún colega le interesaría investigar la reciente historia del Fello Meza, mezcla de préstamos, hipotecas, locales comerciales y otras yerbas?
¿En qué paró la investigación sobre el papelón de la Ministra de Deportes en Mónaco y el dinero que se gastó en su acompañante?
Y, por favor, no me pongan a mí a hacer estos “bretes” que estoy muy “roco”.

[email protected]