Logo La República

Viernes, 23 de agosto de 2019



NOTA DE TANO


NOTA TANO

Gaetano Pandolfo [email protected] | Lunes 20 septiembre, 2010



Qué mala fortuna de los universitarios.
Ayer se repitió la historia de su partido contra el Alajuelense; entran entusiasmados con todo en procura de un buen resultado, pasan bien la pelota; se acercan a los predios del portero rival; dejan escapar un par de oportunidades y ¡zaz!
En el primer avance del contrario, les meten el gol.
Contra la Liga fue Argenis Fernández el que le “robó” la espalda y la billetera a José Brenes y ayer fue Bismarck Acosta, quien recibió un regalo de pésima marca de Ignacio Solís y perforó la cabaña de Jean Carlo Chacón.
En la segunda parte, con el 0-1 en contra; se escapa Jeren Jonson; toman a la retaguardia herediana mal parada; el pase cruzado del moreno va directo para que Minor Díaz aniquile, pero se barre Robert Arias y con sus manos detiene el centro. Penal clarísimo que no se pita y enseguida se derrumba la Academia.
En otras palabras, nada le sale a los celestes.
Ocho derrotas en nueve partidos supuestamente van a marcar el fin de Juan Diego Quesada como entrenador del equipo; en la jornada de fin de semana se le han complicado más las cosas aritméticas a los celestes con el triunfo que como visita logró Pérez Zeledón en Puntarenas, dado que los guerreros eran los vecinos cercanos de los estudiantes en zona de descenso. Ahora PZ se fuga y caza precisamente a los chuchequeros en el último lugar del Grupo A, que comanda el impresionante Barrio México que ayer, en juego de altos quilates, derrotó al Saprissa, paradójicamente en la Saprihora.
Intenso el partido en el Colleya Fonseca; el irrespeto de los barriomexicanistas al uniforme morado, en el sentido estrictamente futbolístico fue de principio a fin y las entradas fuertes y algo más de James Scott, Roberto Segura y Leonardo Li a los tobillos de Walter Centeno en los prólogos de la confrontación fueron señal de alerta.
Nunca pudo el Saprissa pasarle por encima al Barrio; ya se desearan equipos grandes como la Liga, Herediano y Cartaginés, jugarle al Saprissa con la dinámica que le opuso Barrio México.
Esos Scott son terribles; cómo juegan de bien; Roberto Segura se reactiva como uno de los mejores carrileros por la izquierda y Maikol Ortiz está volando directo a la tricolor.
Sorpresiva victoria de Santos en San Carlos y finalmente Limón, víctima de arbitrajes deplorables, halló un remanso de paz con su triunfo ante un Cartaginés que venía en alzada y topó con cerca.

[email protected]