Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Lunes 19 Julio, 2010


En las últimas entrevistas que ha concedido Mario Sotela, con suma facilidad reparte a sus abandonadas ovejas entre clubes de Europa, el Herediano y Barrio México.
Lo que costó que Keylor Navas se fuera para el Albacete, toda una novela de innumerables capítulos, pero vemos que Allen Guevara y Walter Chévez se van para el Elche y como si nada, de un día para otro, sin ir a prueba y facilito, según lo afirma don Mario.
Después, el jerarca liberiano nos anuncia que Kenneth Gamboa, Mario “Patecito” Centeno, Jorge “Flecha” Barbosa, Tirso Guío, Harry Ocampo y Bryan Jiménez van al Herediano y otro par de ovejas, Roberto Wong y Francisco Flores van al Barrio.
Yo no se si un equipo de primera división puede inscribir para jugar el campeonato a 50 futbolistas, porque por lo reseñado, este nuevo autobús repleto de jugadores que se traslada de Liberia al Rosabal Cordero, se une a otro bloque de futbolistas liberianos que como Sunsing, Cachorro Ledezma y Mambo Núñez ya eran de la nómina rojiamarilla, sin hablar de Cristian Gamboa, otro que se fue para Europa sin mayores trámites.
Este traspaso masivo de futbolistas de un equipo al otro, lo consideramos como una falta de respeto absoluto y total al cuerpo técnico del Herediano, que encabeza Orlando de León; igual me parece un irrespeto al trabajo profesional programado por ese mismo cuerpo técnico en la pretemporada y por último, una falta de respeto absoluto a los futbolistas jóvenes del club rojiamarillo y a sus nuevos refuerzos, caso de los universitarios Obando, Garro y Ramírez y de otros valores, que de pronto se verán desplazados por mano de obra impuesta por el hijo a su mamá.
Todo este enjambre de información que se deriva de la noticia de que Barrio México ocupará el lugar de Liberia Mía en la primera división, se enmarca en una pintura donde priva el desorden, el irrespeto, la informalidad; un caos que si como dicen, la FIFA no lo tiene presupuestado en sus leyes, pues que le sirva de ejemplo este desmadre que se da en el fútbol costarricense para que ordene reglamentos sobre el evento.
Y al que crea que este movimiento entre Sotela y Minor Vargas se hizo sin dinero de por medio, le adelantamos la cajita blanca de agosto de La Machaca, con una foto de José Feliciano.

[email protected]