Logo La República

Jueves, 21 de marzo de 2019



NOTA DE TANO


NOTA TANO

Gaetano Pandolfo [email protected] | Miércoles 16 junio, 2010



Cuando parecía que Brasil nos iba a ofrecer un segundo tiempo similar al partido completo que presentó Alemania contra Australia, como aporte y mejora al pobre espectáculo de esta gris Copa del Mundo, en la que el 75% de las selecciones ha jugado a no perder para luego ver si puede ganar, llegó una corta ráfaga de buen fútbol de los ordenados coreanos, metieron un gol y con esto, dejaron, hasta ayer, a los “panzers”, como el único seleccionado del certamen que jugó con categoría.
Ahora, a esperar qué pasa hoy con la publicitada España.
Con excepción de los germanos y a la expectativa de lo que dibuje la furia roja, ninguna cabeza de serie ha jugado de acuerdo con sus credenciales: a Sudáfrica (cabeza de serie por ser sede) no se le podía pedir mucho, pero Francia, ubicada en su grupo fue un fiasco; Argentina quedó debiendo y sus seguidores solamente festejaron el hecho de que ganaron a Nigeria, no de que jugaran bien; Holanda no cumplió con las expectativas frente a Dinamarca; tuvo un rato bueno y metió dos goles; Inglaterra decepcionó ante Estados Unidos e Italia enseñó contra Paraguay sus limitaciones.
Si analizamos los partidos de dos de las favoritas, Holanda y Brasil, veremos que triunfaron en condiciones parecidas. Armaron un rato de buen fútbol; los tulipanes se vieron favorecidos por un autogol y luego marcaron un golazo y los brasileños, también se vieron favorecidos por el error garrafal del portero coreano, que regaló a Maicon el primer palo y luego anotaron un enorme gol.
Fueron victorias de ráfagas.
Argentina no supo sacar provecho al gol tempranero de Heinze; Estados Unidos les hizo la vida imposible a los ingleses; Francia se estancó con Uruguay; los guaraníes amarraron a los italianos, de manera que surge imponente y poderosa la selección de Alemania, única que presentó un fútbol digno de un Mundial y que habrá que ver si se lo imita España ante Suiza.
Hoy también arranca la segunda fecha del Grupo A con el duelo entre Uruguay y Sudáfrica, los equipos ya más obligados a abrirse en procura de una clasificación, lo que podría mejorar el espectáculo.
El Mundial queda debiendo; no calienta; el espectáculo ha sido pobre, hay quejas por el ruido de las vuvuzelas, la falta de transporte y el balón, pero los sudafricanos lo viven y disfrutan con éxtasis y Blatter se contenta con esto.

[email protected]