Logo La República

Martes, 19 de marzo de 2019



NOTA DE TANO


NOTA TANO

Gaetano Pandolfo [email protected] | Lunes 14 junio, 2010



Ahora sí que asomó la nariz completa uno de los favoritos a ganar el Mundial.
¡Alemania!
Y que no nos salgan con que se comió un queque.
También Argentina e Inglaterra tuvieron sus respectivos postres servidos, pero se indigestaron; a Diego Armando Maradona, se le agrió el dulce y lo digirió a duras penas, mientras que Fabio Capello nada más observó como en zona de Concacaf, alguno sabe jugar al fútbol.
Los “panzers” de Joachin Low se fueron a la guerra y la potencia de sus tanques demolieron barreras, pasándole por encima a una defensa que nos hizo recordar nostálgica y trágicamente a la tica.
Primero se levanta la mano pidiendo el fuera de juego y después se marca; cuando se marca ya la bola está en la red y lo que sigue es hacerle muecas al juez de línea.
Fútbol brillante, práctico, moderno de los bávaros, porque esas acciones que vimos en ofensiva; esos “pases de la muerte” y los servicios filtrados al espacio vacío, no los para la retaguardia de Australia, ni ninguna otra, tal la belleza de las ejecuciones.
De los señalados como favoritos y que ya se presentaron en Sudáfrica, solo Alemania probó sus credenciales; Argentina se aferró a un gol de bola muerta de Heinze y a mirar a Messi jugando solo, a falta de compañeros con la clase de quienes lo acompañan en el Barcelona y los ingleses toparon con una oncena estadounidense que se le para cara a cara a cualquiera y que tácticamente sabe montar las cosas.
De México mejor ni hablar; ya los analistas de todo el orbe hacen mofa de sus intenciones de ganar el Mundial o mínimo estar en las semifinales y por dicha, todos los árbitros del universo señalaron como bien anulado el gol a Carlos Vela, de lo contrario, las urracas parlanchinas aún estarían “parloteando”.
La modesta Sudáfrica los puso contra las cuerdas y no los noqueó gracias a los postes; ahora a esperar que hace Javier Aguirre para doblegar a Francia y Uruguay, por tradición, rivales más fuertes que los anfitriones.
Hoy debuta el campeón del mundo, Italia, favorito de las encuestas para convertirse en uno de los fracasos de la competencia; ese fracaso lo vaticinan los analistas cada cuatro años y a menudo se les revierte, pero, ni modo, ya los que seguimos a los “azurri” estamos notificados.
Y, ojo, que en la madrugada debuta Holanda, mimada junto con Brasil del planeta fútbol.

[email protected]