Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Martes 6 Abril, 2010



Jamás voy a defender la forma en que se juega nuestro campeonato, pero no por eso voy a dejar de lanzar la interrogante: ¿un campeonato a dos vueltas, todos contra todos, tendría un cierre tan espectacular como el actual?
Y aclaramos.
Cuando escribimos espectacular, no es por la calidad de juego de los 12 protagonistas, sino por el dramatismo que encierra el detalle que a solo tres fechas de que termine en su primera fase, aritméticamente solo tres de los 12 equipos tienen el asunto resuelto: Alajuelense, Saprissa y San Carlos, los tres clasificados a la segunda fase.
De los otros nueve; siete se pueden clasificar y dos disputan la supervivencia, que son Ramonense y Universidad en un cierre de infarto que se empieza a resolver mañana, cuando se enfrenten por la tarde en el Ecológico.
En un santiamén, a los celestes se les puede ir la permanencia; el equipo se desbarrancó en cuanto a resultados en el Estadio Ecológico, que era su fortín y donde dejó de ganar hace rato, combinados los malos resultados con otras circunstancias ajenas al desenvolvimiento de la oncena, una muy decisiva, malos arbitrajes que los han perjudicado en instantes cruciales de los cotejos y otra bien determinante que resultó ser la lesión de su portero titular, Daniel Cambronero, cuya ausencia ha dejado un hueco que el pundonoroso Jean Carlo Chacón, inactivo muchísimas jornadas no pudo llenar.
Los celestes han recibido goles infantiles y aparte de que han arrastrado durante todo el Verano una sequía de goles, cuando los hace, se los anulan y por ahí ha perdido dos o tres puntos que a estas alturas del certamen, resultan urgentes.
Por el lado poeta, es evidente de que con el equipo al borde del descenso; se acordó un pacto de vestuario; una tregua y no dudamos que impulsado por un pedido de la jerarca Carmen Vargas, el técnico Javier Delgado dejó de lado, por ahora, aspectos disciplinarios que habían apartado de la alineación titular a figuras claves de sobra conocidas, todas ellas titularísimas en los últimos partidos.
Con ellas, los poetas retomaron la senda de los buenos resultados; ya dejaron atrás a la UCR y mañana pueden darles el golpe de gracia, aunque será San Carlos, rival de monchos y celestes en las fechas de cierre, el gran juez del descenso.

[email protected]