Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Jueves 1 Abril, 2010



En nuestra nota de ayer, metimos el escarpín en un concepto.
Preguntamos: “¿En un Cartaginés-Barcelona, se ordenaría marca por zona a Messi?”.
Y respondimos: “Estoy completamente seguro que sí”.
Era al revés: estoy completamente seguro que no y luego seguía el mismo párrafo.
“Me imagino a Carlos Rodríguez; a Sergio Martínez o a Oscar Esteban Granados, depende el que sea seleccionado por su técnico, metido en la nuca de don Leo y siguiéndolo incluso al vestuario al término del primer tiempo”.
Valga la aclaración para los que nos enviaron mensajes en ese sentido.
Siguiendo con el Cartaginés, me llamó la atención el titular de un matutino el día lunes que decía: “El Monstruo frenó a Cartago”, y luego escribieron: “el Saprissa frenó la racha de victorias del Cartaginés, que venía de ganarles a Alajuelense y a las Aguilas. Los brumosos se convirtieron en la piedra en el zapato del Monstruo en un juego en que empataron a cero”.
¿Cómo es q’es?
Si Saprissa fue el que frenó a Cartago, estos no pueden ser entonces piedra en el zapato de los morados. Sería al revés como nos pasó a nosotros cuando hablamos de la marca a Messi.
Algo similar leímos en una sección deportiva, esta vez el domingo, cuando un colega tituló más o menos así: “Puntarenas frenó a San Carlos”.
Por lo visto y reseñado, ahora los equipos casa, los que son sede, los anfitriones, que solo le empatan a la visita, son los eventuales vencedores, porque frenaron o no perdieron con el visitante.
En mis 40 años de periodismo deportivo, siempre ha sido al revés y es el equipo casa el “obligado” al triunfo, de manera que si la visita les empata, como sucedió en el Lito Pérez y en el Ricardo Saprissa, los frenados son los anfitriones, Puntarenas y Saprissa y no los visitantes, San Carlos y Cartaginés.
Bueno, quedamos por lo menos notificados con anterioridad, que si Saprissa le empata a la Liga en el Morera Soto el domingo, podemos esperar un titular que diga: “Alajuelense frenó al Saprissa”, y le agregaríamos… en su cancha.
Entonces, los fanáticos manudos deberán aplaudir la hazaña de su equipo y la Ultra, regresar a la ciudad capital con el moco caído.
No hay duda de que cada día aprendemos cosas interesantes y novedosas en nuestra profesión.

[email protected]