Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Miércoles 3 Febrero, 2010



La Selección Nacional Femenina Sub 20 que se clasificó al Campeonato Mundial, merece el reconocimiento del deporte costarricense, básicamente por la eliminatoria en la que lo logró.
Cuando se plantea el tema de las participaciones de selecciones nacionales de fútbol a copas del mundo en sus diferentes categorías, hemos sido muy críticos en aplaudir algunas de esas conquistas, pero reconocer que en otras, hemos clasificado más que por calidad, por cantidad.
Sobre todo en categorías menores de nuestro fútbol, hemos clasificado a algunos mundiales sin merecerlo, únicamente porque la Fifa para ese determinado evento concedió más plazas de la cuenta, con ese cuentito de que buscan democratizar el fútbol, y todos sabemos que lo que pretenden son votos de otras asociaciones y federaciones que no son del primer mundo, ni del segundo, para perpetuarse en sus cargos y vivir como reyes viajando por todo el planeta.
Pero en el caso específico de nuestro representativo femenino, logró amarrar la clasificación en una lucha contra tres potencias del fútbol femenino de la Concacaf: Estados Unidos, México y Canadá, dejando por fuera a las rojas del norte y como lo manifiesta el técnico del equipo, Randall Chacón, encerrando a las estadounidenses en las semifinales hasta el punto de que las grandes favoritas terminaron pidiendo tiempo, cuando enfrentaron a las ticas.
Derrotar a las canadienses, después de que estas habían hecho lo mismo con las nacionales en el juego del grupo, tiene mucho mérito; incluso doblegar a Cuba que practica un buen fútbol femenino y golear a las anfitrionas chapinas, merece respaldo.
Repasa muy bien el estratega Chacón, el hecho de que después de que sus discípulas pegaron dos morteros en los postes del marco estadounidense, con el partido 2-1 en contra, las norteamericanas pedían tiempo, algo, agrega el entrenador “como ver a Brasil pidiendo tiempo en un Mundial de varones”.
Por suerte, los dirigentes de la Federación no han roto los procesos del fútbol femenino; hay respaldo; se procura un buen financiamiento y ahora con la clasificación en mano, lo que cabe es darle a la tricolor fogueos adecuados para que el viaje al Mundial en Alemania, no sea de simple trámite y se pueda poner contra las cuerdas, al enemigo más pintado.

[email protected]