Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Lunes 28 Diciembre, 2009



El largo partido entre Puntarenas y Brujas continúa esta tarde; el marcador está 0-0 y falta la segunda parte; en el caso específico de esta final, de por sí, inédita, no pesa mucho la localía, no es factor de riesgo para la visita que incluso, ni lo duden, será arropada por un mayor número de aficionados que los anfitriones.
Brujas, entonces, no es favorito porque empató de visita y ahora en casa, con “el apoyo de sus miles de fanáticos que se volcarán a gritar por su equipo”, se la pondrá difícil a los chuchequeros.
Nada que ver.
Brujas es favorito porque tiene mejor equipo que Puntarenas y desde luego que el empate a cero goles en el Lito Pérez, pesa, pero no a favor de los hechiceros, sino en contra de los naranjas que esta vez no le hicieron la faena a su rival de turno, como sí cocinaron en la olla a brumosos y heredianos con anterioridad.
Se suponía que los discípulos de Carlos Restrepo tenían que llegar al Cuty Monge con el asunto, si no cocinado, como cuando le metieron 3-1 al Herediano, mínimo, con el mínimo, valga la redundancia. Por ejemplo, aquel 1-0 al Cartaginés, que le valió para sobrevivir en el Fello Meza.
Esta tarde, los chuchequeros no es que se presentan con las bolsas vacías, pero tampoco suman absolutamente nada en su favor. Igual los brujos, de manera que estos se uniformarán de favoritos, porque lo eran antes de empezar la final y lo reconoció, no como medida de presión, sino por mera lógica, el propio Restrepo.
Se siente, vibra y se respira el primer título para Brujas; se olfatea; lo tienen casi en sus manos; retorna Josimar; parece que está listo el goleador Anderson Andrade; han sido los pupilos de Mauricio Wright sólidos en ofensiva; a Pérez Zeledón lo liquidaron en dos partidos en el arranque, bien pueden repetir la faena ante la nueva visita.
Y aunque aquí nadie ha ganado nada y empezará a ganar algo el equipo que anote el primer gol, las retinas de miles de seguidores del campeonato, apartados de la gran fiesta al ser eliminados los clubes de sus simpatías, retienen en los previos de la final vespertina de hoy, más imágenes de triunfo de color negro que naranja, aunque, desde luego, el color de la pintura podría variar si Luis Lara, Macotelo, Rafita Rodríguez y compañía, deciden otra cosa.

[email protected]