Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Lunes 23 Noviembre, 2009



¡Qué interesante!
Hernán Medford asegura que si a él lo dejan como director técnico, Costa Rica se clasifica al Mundial.
Y Rodrigo Kenton dice lo mismo.
Lo que sucede es que, igual a la campaña política que vivimos, no nos dicen cómo.
Medford le atribuye la culpa a Eduardo Li porque lo echó y Kenton responsabiliza a René Simoes porque no supo aguantar el 2-0 en Washington. El analista de FIFA manifiesta que con él ahí, la Selección Nacional triunfa y se borra el pasado.
Uno repasa que a la tricolor le metieron dos en Estados Unidos, pero al equipo de Kenton, Honduras le hizo dos, para sumar cuatro, en los últimos cinco minutos, lo que estropeó el promedio de gol de los nuestros, catastrófico porque los catrachos se clasificaron por tenerlo mejor.
Los seleccionados, después de perder el repechaje, les echaron la culpa a las canchas sintéticas, olvidándose que en una de ellas, la de Tibás, se mantuvieron invictos e invencibles en eliminatorias mundialistas anteriores.
También los jugadores de la Sele responsabilizan a la prensa y la prensa responsabiliza a Li, a los entrenadores y a los jugadores.
Hermes Navarro busca la cabeza de Li y Minor Vargas construye el cadalso; don Hermes tiene todas las soluciones, suponemos que las futbolísticas, porque las financieras son otra cosa.
Yo también me equivoqué; dije en una Nota después del empate en Montevideo, que la crisis duraba hasta el clásico y me retrasé.
Alajuelense y Liberia Mía jugaron con el Morera Soto casi lleno y ayer en Guápiles las gradas estaban repletas.
La frustración, el dolor, el drama de la eliminación, a los fanáticos costarricenses no les duró ni un día y no es que estemos incitando al abandono de los graderíos.
Lo que sucede es que, como no hay reacción, como rápidamente todo vuelve a la normalidad, entonces no se produce la urgente y necesaria revolución.
Por ejemplo; no escucho a nadie dar una solución para bajar la inflación del fútbol costarricense, causa principalísima de la baja calidad de nuestro arruinado y eliminado deporte favorito.
Que alguno diga, qué propone para bajar los costos de las elevadas nóminas de nuestros quebrados clubes de fútbol.
No escucho quién les va a enseñar a jugar fútbol a nuestros niños y cómo hacerlo. En fin…

[email protected]