Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Lunes 9 Noviembre, 2009



Tengo que reconocerlo.
Se me salió el celeste.
Tenía mucho rato de no ir a trabajar a un estadio y apuntarme por puro sentimiento al triunfo de un equipo y me sucedió ayer en el Rosabal Cordero.
Mi corazón, tan apagado desde la época de Badú, cuando lo hizo vibrar al frente de mi equipo, Liga Deportiva Alajuelense, sintió ayer emociones placenteras y con el respeto para el Herediano, debo reconocer que me apunté al triunfo de la UCR, desde luego una institución venerada para tantos profesionales que egresamos de sus aulas.
En todo caso, triunfó el Herediano y lo hizo bien.
Lo que quiero decir es que me gustó el equipo celeste; es la primera vez que lo veo actuar en vivo y a todo color en la temporada y me dejó la grata impresión de que a pesar de que hoy ocupa el último lugar de su grupo, conforme avance el torneo, los discípulos de Johnny Chávez, un excelente estratega, no tendrán problemas para evadir el descenso y se van a acomodar en los puestos intermedios de la tabla.
Me agradó muchísimo el fútbol de los noveles Víctor Gutiérrez y Esteban Armijo en el medio campo, me di cuenta de que el ex morado Esteban Ramírez se ha echado al cuadro en sus hombros, respaldado atrás por una de las figuras emblemáticas de la “vieja U”, Alonso Hilarión.
Daniel Cambronero es un magnífico guardameta; ayer le hizo un paradón a Kevin Sancho de antología; José Vargas juega bien el carril derecho y Marvin Obando, es otro, junto a Hilarión de los consagrados de la oncena.
Me parece por lo que observé ayer y por lo que me contaron del drama que se vivió en el partido anterior, cuando la Universidad dejó escapar una ventaja de 2-0 en el Ecológico para caer finalmente 3-2 con Brujas, que se debe reforzar el centro de la defensa, porque Omar Royero no es rápido y necesita otro custodio, aparte de José Brenes; quizá Omar, con el “Pollo” que es muy bueno y Julio Morales como líbero, podrían otorgarle mayor seguridad a la retaguardia de los estudiantes.
En ataque, Ever Alfaro hizo un gran trabajo ayer de pivote; el colombiano Fabián Cosme tuvo en la primera parte tres ocasiones de gol; el novel Joe Hall botó un gol muerto y me agradó muchísimo el gran rato que se jugó Steven Calderón. Hay buena mano de obra en la UCR; están en manos de un maestro de la dirección técnica, de manera que tendrá que alcanzar para evitar el regreso a la segunda división.

[email protected]