Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Martes 22 Septiembre, 2009



Nuestra Nota de ayer provocó algunos comentarios que igual hacen notar las deficiencias tácticas de nuestros equipos y jugadores.
Marvin Jaén dice que nos fijemos y “contemos cuántas jugadas de contraataque se paran porque el jugador que va en ofensiva se deja caer esperando el pito del árbitro… y muchas veces este pito nunca se oye, perdiendo así el equipo del ‘actor’ una posesión y una posibilidad de gol. Son mariquitas que no se les puede ni volver a ver porque ya van para el suelo (si les gusta tanto el suelo que se hagan agricultores y asunto arreglado). Esto deben corregirlo los directores técnicos y no alinear jugadores que le dan ventaja al rival. Hagan números y se sorprenderán; cada equipo presenta como veinte jugadas como estas; así nunca seremos competitivos”.
Carlos Oconitrillo aboga por la eliminación del empate: “el fútbol es el único de los deportes donde se permite el empate. Si se elimina esta norma todos los equipos tienen y deben ganar porque si no no hay puntos. Así de fácil. Pero ahora, los jugadores, técnicos y juntas directivas se apuntan y le apuestan un 100% a no perder, pero nunca apuntan a ganar. El fútbol solo refleja la mediocridad institucionalizada en el país”.
Ken nos dice: “Tano, ¿y eso qué tiene de raro? El Macho Ramírez lo hacía, el Pato López lo hacía, Centeno lo hace, Josimar lo hace; de cada diez posiciones que tienen en sus pies, nueve van para atrás…, no es algo nuevo, ya es algo común en la mente futbolera. Es como los goles del fin de semana de Celso, Hernández, Herrera y Saborío, nadie aquí vio los partidos completos y ya están todos hablando de que ya recuperaron la forma… por favor. Es por eso que se agrandan los jugadorcitos de cuarta, igual que Eneas de que se jugó un partidazo. Pero… ¿cuántos goles muertos botó?… eso es darle premio a lo mediocre”.
Minor Bonilla agrega: “Tano, respóndame; ¿por qué los periodistas deportivos dicen… vienen los partidazos de fin de semana? Será que hablan del extranjero?.
Francisco cierra: “Tano, solo una pregunta. ¿Usted pagó para ver esa mejenga (Herediano-Ramonense). Si fue así, qué atracada le dieron”.

gpandolfo@larepublica.net