Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Viernes 4 Septiembre, 2009



El grueso de la formación mexicana está integrada por sus legionarios, que no son titulares en sus respectivos equipos; Javier Aguirre presentará mañana a un grupo de jugadores de renombre internacional que suman muy pocos minutos de fútbol continuo.
Carlos Salcido, Ricardo Osorio, Andrés Guardado, Giovanni Dos Santos, Guillermo Franco y Nery Castillo, el 95% de ellos titulares en la formación mexicana, hace rato que no son figuras en sus clubes mayoritariamente europeos.
Unicamente Cuauhtémoc Blanco es titular en la MLS y viene con ritmo. El resto, conforman un montón de desencanchados, aunque indudablemente de muy buena calidad.
Rodrigo Kenton debe ponerle atención a este detalle, porque uno lleva al otro; me refiero a que los analistas del fútbol y la prensa deportiva en general se decantan por las figuras con nombre y minimizan el trabajo de las hormigas del terreno de juego. No les damos pelota a “los futbolistas del entrenador”, a los que no ganan millones, ni juegan en Europa, pero al final de cuentas son los que se sacrifican en la cancha y los que cumplen a la perfección las indicaciones del técnico.
México tiene en su plantel, tres jugadores titulares que cumplen este rol, de imprescindibles sin nombre y se les debe poner mucha atención. Nos referimos a Efraín Juárez, carrilero derecho; Johnny Magallón, defensor central e Israel Castro, volante por la izquierda. Otros dos, son jugadores muy consolidados en la primera división mexicana: el portero Guillermo Ochoa y el capitán y volante de marca, Gerardo Torrado.
Kenton tiene que ponerle mucha atención a Juárez; este es un defensa muy ofensivo que mínimo pasa a territorio enemigo en diez o 12 ocasiones por juego. Se convierte en un puntero derecho nato y resulta peligroso dejar su franja al descubierto. Si repasamos alineaciones de Costa Rica usuales, le tocaría a Sirias o a Junior bloquearlo, aunque lo ideal sería tratar de secarlo con un delantero abierto por la izquierda, misión imposible si Kenton insiste en ubicar a Saborío en solitario por el centro.
William Sunsing sería una buena opción por su velocidad para taponear a Juárez; Magallón y Saborío tuvieron un duelo espectacular en la Copa Oro y lo ganó con creces el delantero costarricense; Alvaro se jugó un partidazo contra México, incluyendo el pase de gol a Ledezma para empatar al filo de los 90 minutos y obligar al tiempo extra; hemos sugerido que en ataque, mañana, la Sele varíe y que Kenton le ponga picante (Bryan, Alonso, Sunsing) en lugar de potencia física (Saborío, Ledezma, Sequeira) lo que está por verse.
Y, mucho ojo con Castro, un mediocampista que se ubica al lado de Guardado y delante de Torrado, como catapulta de las ofensivas mexicanas; tiene mucho remate y también debe ser atrapado tácticamente, suponemos que por Celso.
Atención entonces a las hormigas mexicanas.

[email protected]