Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Jueves 8 Abril, 2010



Se le acaba la cuerda a Johnny Chávez, sin poder hallar la fórmula mágica.
Ever Alfaro y Bill González, el binomio de ataque que se suponía titular en el Verano, nunca se encontró con la cita en la red y el fichaje emergente, Windell Gabriels fue flor de un día. Un par de goles a Brujas en el debut y pare de contar.
Con la línea de metralla seca, el estratega celeste se apuntó a sacar la faena con el talento de sus mediocampistas, muchachos todos de gran calidad técnica e individual: Diego Madrigal, Esteban Armijo, Víctor Gutiérrez y Esteban Ramírez.
A la espalda de ellos, como volantes recuperadores y mixtos: José Garro, Cristian Badilla y Sebastián Mattus.
Digamos que Johnny cambió la escopeta de Bill por la técnica de Gutiérrez, el futbolista que más ha jugado en punta en esta etapa del certamen, pero las cosas no se dieron. Ahí nadie mete un gol.
Ya casi no hay tiempo. Ayer era un partido clave que los celestes tenían que ganar y de nuevo Chávez apostó a Gutiérrez en punta, acuerpado por cuatro volantes de llegada: Mattus, Ramírez, Windell y Madrigal. Se suponía que cuando la U recuperara la pelota, atacaría en bloque con cinco futbolistas, pero el núcleo no carburó.
Ramonense marca muy bien y a ese par de escudos de tanto colmillo que forman Rodrigo Cordero y Jorge Davis, no se los salta cualquiera. Además, si pasan, los esperan atrás Lee Zapata y Erick Sánchez, un par de “angelitos” a la hora de meter pierna para despejar.
Pareciera ser que la ausencia de gol; el no poder hallar la fórmula para que un par de jugadores celestes dejen en las redes rivales el buen fútbol de sus mediocampistas, condenará a la Universidad al destierro de la segunda división.
Además, Ramonense cuenta con un equipo mejor armado; ojo con ese joven número 16 que juega de centro delantero: Víctor Cordero. Verán que pronto se pierde de vista. Enseña técnica idónea para un ariete.
José Luis Cordero es magnífico futbolista y de la “vieja” cosecha sigue despuntando Nacho Quesada. Además, tienen a Jorge Davis, el mejor volante de marca del país junto con Oscar Esteban Granados.
Será dificilísimo que los poetas se derrumben; ya sobrepasaron a la U en el cierre y en 180 minutos restantes, Javier Delgado se aferrará al buen fútbol de sus discípulos para flotar y sobrevivir.

[email protected]