Logo La República

Domingo, 16 de diciembre de 2018



NOTA DE TANO


Nota de Tano

Gaetano Pandolfo [email protected] | Viernes 13 mayo, 2016


La suspensión a su jugador Luis Omar Hernández obligó al técnico Hernán Medford a un cambio drástico en su retaguardia. El Herediano se presentó a su compromiso ante Alajuelense con línea de cuatro, poco utilizada por el estratega en el Verano. Además, resucitó a dos laterales natos: Allan Miranda por la derecha y Leonardo González en el otro sector, archivados en cotejos anteriores.
Usualmente el Team juega con tres centrales: Brown, Hernández y Salazar y se alternan en los costados otros jugadores como Myrie, Sánchez, Scott, Ramírez y Mora.
Desde luego que la presencia de Miranda y Leo le dio prestancia a la defensa del Team, porque no son futbolistas improvisados en sus posiciones.
Luego Medford colocó a tres hombres en la cintura: Granados, Cubero y Esteban Ramírez, pero a este lo incrustó entre Salazar y González en lugar de tirarlo arriba y este movimiento le dio tremendos resultados.
Después del partidazo que se jugó Pablo, Esteban fue el mejor defensa del Team. Con un claro 4-3-1-2, Elías Aguilar se encargó de jugar como enganche y sostener la pelota. Ruiz y “Mambo” se la jugaron adelante con pocas oportunidades de gol.
El éxito del Herediano se basó en la concentración de su retaguardia que jugó sin pecados; además, si alguno yerra, atrás está el mejor portero del campeonato, Leonel Moreira para atraparlo todo.
Para el juego de vuelta, Medford podrá contar con Randall Azofeifa, figura clave de su nómina. Habrá que esperar para ver si simplemente hace un cambio de hombre por hombre con las mismas funciones y sienta a Granados o a Cubero o se inventa otra estrategia.
Contar con jugadores disponibles de la calidad de Myrie, Sánchez, Yosimar, Mora, Hansen, Pedroza, Scott y otros, además de la ventaja en el resultado de 1-0, le permite al técnico de Team planificar un juego que se acomode a la conveniencia de su equipo y se vaya desarrollando de acuerdo a sus intereses.
En cuanto al Alajuelense, las estadísticas lo condenan de antemano al fracaso, casi que a la imposibilidad de salir con el título de la casa de don Eladio, pero todos debemos recordar que en la vida siempre hay una primera vez.
Eso sí, los seguidores de la Liga exigen un equipo agresivo, abierto, ofensivo y que si tiene que perder caiga 3-0 o 5-0 pero jugando al fútbol y no con las pendejadas tácticas del espantoso juego de la ida.