Logo La República

Jueves, 15 de noviembre de 2018



NOTA DE TANO


Nota de Tano

Gaetano Pandolfo [email protected] | Lunes 02 noviembre, 2015



Picadillo de papá de la jornada de ayer.
Cristian Bolaños es un futbolista profesional, que de forma similar a Randall Azofeifa, dejó joven las tiendas del Deportivo Saprissa para enrumbarse a otros mares.
No fueron a ligas de primer mundo, pero les alcanzó para adquirir una madurez profesional y personal fácil de detectar tras su regreso a casa.
Los dos hicieron intentos de volver a Tibás; con Bolaños no hubo acuerdo y el mundialista se vistió de azul, mientras que una temporada después, Randall se uniformaba rojo y amarillo. Como el mundo da y da vueltas, el Invierno arropó a Bolaños de nuevo en la carpa del Monstruo y ayer fue a jugar al Fello Meza, por un lado para ganarse “el desprecio” de los fanáticos azules y por el otro, destrozar la defensa brumosa y tener participación en los tres goles morados.
Mala receta de la marea azul, picar a un futbolista con clase.
En otro escenario, Azofeifa, que ha sido pieza vital del campeón nacional desde que ancló en el Rosabal Cordero, rechazado por Jeaustin Campos para moverse en Tibás, no solo metió un gol inesperado, sorpresivo e impresionante, un fogonazo que quemó zacate y doblegó la estirada de Patrick Pemberton, sino que se convirtió en la figura del clásico provinciano, un juego de sobresaltos en el que Odir Jacques, atrevido como siempre, se tragó a su colega Hernán Torres con un sistema táctico que este columnista califica como un desorden ordenado.
En este Herediano de Odir, salvo Moreira y un par de zagueros centrales, todos los otros juegan a todo y se reparten el zacate a su antojo, con la mirada atenta del estratega que poco se altera o se inmuta. Cuesta mucho definir al campeón nacional. Le ganó al León y lo detuvo en zona de despegue. Por arte de magia, los conejos que saltaron de los sombreros de Alemán y Azofeifa, convirtieron una ventaja de nueve puntos en otra mucho más corta de tres.
También, hubo terremoto en el sótano y sus tres inquilinos ganaron sus juegos: Pérez Zeledón a la UCR, Liberia que aplastó a Carmelita y Belén que venció a Uruguay.
Lógicamente que los tres se acercaron a sus respectivas víctimas y calientan la parte media de la tabla, mientras que Santos y Cartaginés aguantaron en zona de clasificación, pero tienen al Saprissa en la nuca, dispuesto a dar el mordisco final y meterse a las semifinales.