Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Viernes 9 Octubre, 2015

¡Claro que el pasaporte pesa!
Lo dijo Keylor Navas cuando tuvo que ser suplente de porteros suramericanos de menor calidad, pero nacionalidad mejor valorada.
Hoy, que el fútbol costarricense cuenta con algunas figuras que compiten en ligas de primer mundo, casos específicos del propio Keylor, Celso Borges y Giancarlo González por citar a jugadores titulares en el Real Madrid, Deportivo y Palermo, se abre la interrogante si con sus reconocidas actuaciones que acaparan, sobre todo en el caso del mediático cancerbero, portadas y mucha tinta en publicaciones deportivas, se podrían abrir para el mercado europeo de renombre las puertas a otros futbolistas costarricenses.


Keylor Navas ha puesto el nombre de Costa Rica en la boca de todo el planeta fútbol; sus soberbias presentaciones en el Real Madrid han sido un seguimiento perfecto al extraordinario desempeño de la Selección Nacional en el Mundial de Brasil.
La desconocida Costa Rica hoy es más conocida gracias a nuestros embajadores futbolistas y sin embargo, el fútbol europeo está repleto de jugadores mediocres, de menor capacidad que la de los ticos, pero como son argentinos, uruguayos, brasileños y chilenos, los firman los clubes europeos por la nacionalidad que indica su pasaporte y desde luego, la astucia de sus agentes o representantes.
Hace pocos meses el Real Madrid fichó a un defensa derecho brasileño de nombre Danilo; acaba de jugar ante Costa Rica. Común y silvestre, como un tal Silvestre que lleva años jugando en las ligas europeas sin la menor calidad en la defensa izquierda. Claro que Felipe no le llega a su compatriota Marcelo ni a la rodilla, pero es brasileño.
Uno “jala” al otro con la astucia de su agente.
Los costarricenses no pueden hacer lo mismo.
¡Qué mejor papel que el de Luis Gabelo Conejo en el Albacete! No se abrió el mercado español con sus espectaculares atajadas, pero al menos, la recomendación de Gabelo llevó a Keylor a este mismo club y ya conocemos como terminó la historia.
Cuando miro a Danielle De Rossi, jugar de defensa central improvisado en la Roma, siendo él un volante recuperador en la “azurra”, me imagino al Pipo González como defensor en el club de la capital italiana y no en un pequeño club del sur de Italia. Pero Giancarlo no es argentino y eso lo frena.
Sobran ejemplos.
Pero… ¿logrará Keylor Navas que el pasaporte costarricense tenga peso?

[email protected]