Logo La República

Jueves, 13 de diciembre de 2018



NOTA DE TANO


Nota de Tano

Gaetano Pandolfo [email protected] | Lunes 05 octubre, 2015


En el estadio Labrador se fue la luz y también le apagaron las linternas al León.
No se habían acomodado los actores para iniciar la brega, cuando Rafa Rodríguez, formado en las fuerzas básicas de la Liga, le rompía la resistencia a Alfonso Quesada.
En el Uruguay de Coronado se uniforman varios rostros que fueron rojinegros: el portero Neighel Drummond en sus años dorados; el defensa Rudy Dawson que se aburrió de esperar “su oportunidad”; el Matador, Alejandro Alpízar y el propio Rafita Rodríguez. Aquello de que “no hay peor cuña que la del mismo palo”, se elevó a su máxima expresión y los lecheros le rompieron a los discípulos de Hernán Torres varias ilusiones. Los eventuales 12 partidos sin perder y solo dos goles en contra, se fueron al olvido más rápido de la cuenta y en el frío césped del reducto isidreño se fugó el invicto y en 90 minutos, la retaguardia eriza recibió igual cantidad de goles que en sus 11 presentaciones previas.
Con Saprissa descansando y Alajuelense perdiendo, el campeón nacional, Club Sport Herediano se frotaba las manos, pues iba de visita a medirse con Carmelita, con todas las intenciones de acortar camino. Pero, se quedó atascado.
Un desafiante planteamiento táctico del estratega carmelo Hugo Robles, que paró un 4-3-3 contra este Team que es una vorágine cuando ataca, le dio dividendos, gracias a una mañana memorable del portero Víctor Bolívar y un gol de clase mundial del picaresco Starling Matarrita.
Cayeron Alajuelense y Herediano.
Y empujaron otras oncenas dispuestas a no alejarse de zona de clasificación.
Cartaginés amarró una semana completa, pues goleó a Pérez Zeledón 4-1 en semifinal de Copa y ayer doblegó a Limón 3-1. Estamos hablando de siete goles en dos juegos, promedio estimulante para las huestes de César Eduardo Méndez.
Santos de Guápiles que tuvo un arranque de Verano espectacular, desea repetir ese ritmo en el Invierno y dio cuenta del alicaído Pérez Zeledón, hundido en el sótano, mientras que la Universidad de Costa Rica aplastó 6-0 a Liberia, marcador inusual que ratifica el buen momento celeste desde que Guilherme Farinha se acercó al Ecológico y confirma el grave momento de un Liberia que intentó resucitar frente al Saprissa el pasado domingo, pero que ayer volvió a la habitación de cuidados intensivos.

[email protected]