Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Sábado 5 Septiembre, 2015

Brasil, el viejo compañero.
Este sábado de nuevo nos vemos las caras.
En los mundiales de Italia 90 y en Corea-Japón 2002 formó en el mismo grupo; nos derrotaron 1-0 y 5-2 en dos partidos con características diametralmente opuestas.
Estuvimos presentes en el verano italiano y fuimos los que calificamos el desempeño de la Selección Nacional casi como una vergüenza. Bora Milutinovic metió el bus en el marco de Luis Gabelo Conejo y ordenó a sus futbolistas jugar siempre con el portero en caso de presión brasileña.
Los pases retrasados de los defensas costarricenses, Chavarría, Flores, González, Montero, Chávez y Marchena hacia el arquero ramonense fueron continuos y, a manera de broma, algunos dijeron que después de este partido fue que la FIFA cambió las reglas del juego y castigó con tiro libre al equipo que le regresaba sin necesidad el balón a su arquero.
Pero lo cierto es que Brasil solo pudo meter un gol en piernas de Careca, que sufrió un calvario durante el juego, dada la marca personal y al tobillo que le impuso de forma implacable la iguana Héctor Marchena. El entonces brumoso lo tuvo a mecate corto. Costa Rica había derrotado a Escocia 1-0 en el juego inaugural, perdió este con Brasil y cerró con victoria 2-1 frente a Suecia, gracias a aquella corrida eterna de Hernán Medford que inmortalizó Pilo Obando en una narración dramática y que terminó con la bola en la red de Rivelli. La Selección Nacional se clasificó a la segunda fase, hecho histórico y ahí fue despachada por la República Checa 4-1.
En Corea se jugó diferente; el técnico Alexandre Guimaraes se le paró a Brasil cara a cara y eso le costó a Erick Lonnis recibir cinco goles en su jaula, los dos primeros casi seguidos del fenómeno Ronaldo. Pero el jugar abierto también le permitió a la Tricolor vulnerar en dos ocasiones la portería brasileña con anotaciones de Paulo Wanchope y Ronald Gómez. Este duelo tan atractivo entre ticos y brasileños fue catalogado por FIFA como uno de los mejores partidos de ese Mundial, pero Costa Rica no se clasificó a la segunda fase y terminó en los últimos lugares entre todos los participantes.
¿Qué estrategia utilizará Óscar Ramírez en este amistoso con Brasil?
¿Se cerrará como Bora o se abrirá como Guima?
Por los antecedentes tácticos del nuevo timonel de la Selección, todo apunta a lo primero.

[email protected]