Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Martes 25 Agosto, 2015

Nueva York. De los últimos diez enfrentamientos entre Los Yanquis de Nueva York y los Indios de Cleveland, la Tribu ha ganado 7 y perdido 3. El año pasado que también estuvimos en la ciudad de los rascacielos presenciando la serie, la Tribu la ganó 2-1; esta temporada los Indios ganaron la serie en su sede 2-1 y ahora se la ganaron a los Mulos 3-1, sirviéndole a los Azulejos de Toronto en bandeja el primer lugar de la Central de la Americana. Los Bombarderos del Bronx pasaron a ocupar el primer lugar por el comodín.
Los Indios están descartados de la cima de la Central, propiedad de los Reales de Kansas City y tienen una mínima posibilidad numérica de meterse como comodín. Están a seis juegos del comodín y faltan 39 partidos para que termine la temporada regular. Lo que sucede es que se armó una piña de equipos por encima de la Tribu y ahí se van a quedar estacionados. La pequeña ilusión de los fanáticos indígenas es que el equipo termine la campaña con números ganadores y porcentaje por encima de .500.
Hoy lleva 57 triunfos y 65 derrotas y la esperanza es empatar esas cifras y concluir la campaña mínimo con 82 triunfos e igual número de reveses.
Comprenderán mis amigos más cercanos que regreso hoy a Costa Rica feliz de la vida y motivado por el enorme trabajo de los Indios en la serie en Yankee Stadium. Soy fanático de La Tribu, quiero a este equipo a muerte y lógicamente disfruté y valoré el gran trabajo de los lanzadores Josh Tomlin, Carlos Carrasco y Trevor Bauer, del cerrador Cody Allen con tres salvamientos en la serie y los jonrones del novato Francisco Lindor (2), Carlos Santana (2) y Lonnie Chishenholl (1). Mis compañeros de viaje, todos yanquistas, no salieron contentos con el desempeño de la novena, escaso bateo, “pitcheo” irregular; de nuevo fracasa Sabathia; se poncha Alex Rodríguez y lo más preocupante, los Bombarderos no se proyectan como para estar jugando en octubre, lo que sería la tercera temporada consecutiva sin “playoffs”, todo un drama para sus millones de seguidores. Una parte emotiva de la excursión fue presenciar en Yankee Stadium los homenajes a Jorge Posada y Andy Pettite evento que reunió a la familia yanquista en el coliseo y a sus viejos ídolos como Mariano Rivera, Derek Jeter, Bernie Williams, Paúl O´Neill, Joe Torre y muchos más, en un par de ceremonias reconocidas y aplaudidas sin distingo de color de equipo.

gpandolfo[email protected]