Logo La República

Jueves, 15 de noviembre de 2018



NOTA DE TANO


Nota de Tano

Gaetano Pandolfo [email protected] | Miércoles 29 julio, 2015


El cuerpo del fútbol costarricense está decapitado.
El éxito en Brasil se levantó y gestó sobre dos cabezas.
Jorge Luis Pinto en la cancha y Eduardo Li en la mesa.
Hoy y por diferentes circunstancias, ninguno de los dos está y la nave anda al garete. Presagiamos con mucha preocupación un naufragio a corto plazo.
La lucha intestinal que se está librando entre la cúpula dirigencial para ocupar la presidencia de la Federación de Fútbol no es sana y la contaminan unos pocos dirigentes que en otras oportunidades se han valido de cualquier matráfula, deshonesta, indecorosa y sin ética para lograr su objetivo. Todos los periodistas deportivos del país sabemos quiénes son estos dirigentes inescrupulosos que andan hoy a la caza y compra de los votos.
Por dicha, un sector mayoritario de los dirigentes que aspiran a sustituir al señor Li, son probos y honestos pero en estas lides normalmente vence el que juega sucio.
De cara a una eliminatoria que se presume demasiado fuerte y competitiva, dado el grupo que le tocó a Costa Rica, no tener en la silla presidencial a personas que saben concentrar y delegar el poder como Li, hará que el fútbol costarricense a nivel federativo, regrese a la época del amiguismo, el chiqui chiqui y el pipiribao.
Los amigos de tragos se van a repartir funciones, viajes y puestos y arderá Troya.
Y a nivel futbolístico el panorama es igual de desalentador; hemos topado con un director técnico que cada día nos promete metas diferentes, una vez que no alcanzó la anterior, justificaciones distintas (la nueva es que los futbolistas costarricenses entre mayo y julio bajan su nivel) y que ha sido ratificado en su puesto a pesar de que no gana un juego en todo el año y un desteñido papel de la Tricolor en la amañada Copa Oro.
Tengo la impresión por la corriente de opinión desfavorable al trabajo de Wanchope (y elimino la basura de las redes sociales), que miles de costarricenses palpan, sienten, comprenden y reflexionan de que con esta Selección no iremos a Rusia 18, pero el joven que la dirige está seguro de que sí y promete un equipo activo, fuerte y renovado para el próximo noviembre.
No vamos a ser nosotros los que le cortemos la ilusión, pero me encanta aquel refrán de que en guerra avisada no muere soldado y esta Nota de hoy es eso, un simple aviso.

[email protected]