Logo La República

Miércoles, 12 de diciembre de 2018



NOTA DE TANO


Nota de Tano

Gaetano Pandolfo [email protected] | Viernes 10 julio, 2015


NOTA TANO
A nivel de Selección Nacional siempre me ha gustado más la línea de cinco: la usó Bora Milutinovic en Italia 90 con Montero, Róger Flores y González y en los carriles Germán Chavarría y José Carlos Chávez .
La plantó Jorge Luis Pinto en Brasil 14 con Duarte, Giancarlo González y Umaña y en los carriles, Gamboa y Junior Díaz.
Paulo Wanchope se apuntó a la línea de cuatro y con Jamaica pagamos las consecuencias. El segundo gol rival, cuando Joel McAnuff se aprovecha de un error de Bryan para fugarse a puerta y dejar regada a la zaga tricolor es un retrato fiel de la falta que hizo el líbero en esa acción . El 10 de Jamaica corrió libre y solo tuvo que superar una barrera, la de Roy Miller para pararse frente a Esteban Alvarado y fusilarlo. Un par de piernas más quizá hubieran obstaculizado la ruta del gol.
Incluso y si hilamos delgado, ese primer gol tan infantil que metió Jamaica, aprovechándose de un saque lateral largo que pasó entre tres defensas costarricenses hasta sorprender a Junior Díaz, con otro hombre metido en el corazón del área se pudo evitar.
Pero hay un problema táctico más de fondo con la línea de cuatro y lo hemos comentado en otras oportunidades. Ata a los carrileros; les corta las alas; los limita en ofensiva.
Es diferente que Gamboa y Junior vuelen al ataque con tres guardaespaldas que con ninguno. ¿Me entienden?
En Brasil los laterales se iban y atrás estaban Duarte, Pipo y Umaña; en línea de cuatro no hay guardaespaldas y su propia denominación lo indica: línea de cuatro. ¿Qué es una línea? Ustedes tienen la respuesta.
Ahora, una ventaja de la línea de cuatro es que nos regala otro jugador en ataque: David Ramírez juega con Joel; en cambio en Brasil, Joel jugaba solo porque atrás estaban Bryan, Cristian Bolaños, Tejeda y Celso.
Me agrada mucho más la primera opción porque el fútbol costarricense a pesar de su crecimiento, sigue siendo limitado y es mejor asegurarse en defensa y especular en ataque. En otras palabras; prefiero ver a Michael Umaña al lado de Pipo y Miller que a Johan Venegas o el mismo David Ramírez, si partimos del hecho de que Ruiz y Celso son intocables. Incluso Wanchope podría jugársela sin José Miguel Cubero si desea tener más piezas en punta. Lo cierto es que contra Jamaica la defensa nacional fue un colador y esto urge de remedio casero.


[email protected]