Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Miércoles 28 Enero, 2015

La jornada tres del Verano nos presenta hoy el primer duelo directo entre rivales que buscan afanosamente evitar el viaje a la segunda división: Limón recibe a AS Puma en el Juan Gobán, oportunidad dorada para que los anfitriones le saquen a la visita seis puntos de diferencia en la parte baja de la tabla.
Es definitivo que Uruguay, Limón y AS Puma se están jugando un torneo aparte que reúne mucho dramatismo pues el descenso significa para muchísimos clubes el viaje sin retorno de la máxima categoría, y si bien es cierto hay equipos que se convierten en verdaderos ascensores, pues bajan y suben de división con suma facilidad, casos de Turrialba, San Carlos, San Ramón y otros, muchos descendieron y desaparecieron del mapa para siempre, entre ellos los históricos y tradicionales Club Sport La Libertad, Gimnástica Española y el Orión, cuna del Deportivo Saprissa.
Cumplidas dos fechas del Verano, ninguno de los equipos sotaneros ha podido sumar, pero de los tres, la mejor impresión la dejó Limón, que le hizo un partidazo al Saprissa en Tibás que se le escapó a pocos minutos del final, aparte de que perdió su primer compromiso sin jugar con Carmelita.
Diferente a la ruta de los verdes, Generaleña también le hizo fuerte oposición al campeón nacional, incluso lo tuvo contra las cuerdas ganándole 2-1, pero en el cierre del juego los benjamines se desinflaron y permitieron tres anotaciones del Monstruo que los hundió.
En todo caso, la derrota de AS Puma en Tibás estaba “presupuestada”, frase que Alexandre Guimaraes debería patentar dado que los medios de comunicación se la estamos explotando a cada rato, pero sí resultó un fiasco el segundo traspié de los generaleños, esta vez en su patio con la Universidad en un partido de esos que en el papel se escribe: ¡hay que ganar!.
Entonces, si AS Puma desea salir del último lugar, debe ganar en casa a equipos de media tabla y parte baja de la clasificación, como forma viable de salvarse del desastre y la UCR, por más complicada que resulte, debió ser víctima de las huestes de Marvin Solano.
Hoy, la tortilla da vuelta y es Limón el equipo obligado a vencer; es Limón el equipo que tiene que ganarle a Puma para poner pies en polvorosa y atacar a Belén en el puesto nueve de la tabla. La ocasión lo amerita, la oportunidad es válida; AS Puma se le presenta a Limón como víctima propicia pero repetimos, solo en el papel. En la cancha, mariposa; es otra cosa.

[email protected]