Logo La República

Lunes, 10 de diciembre de 2018



NOTA DE TANO


Nota de Tano

Gaetano Pandolfo [email protected] | Jueves 18 diciembre, 2014


Aparte de quitarse dos goles de desventaja, Jafet Soto tiene gravísimo problema para la vuelta: es la delantera del Saprissa.
No nos hemos cansado de escribir bondades de los atacantes morados: hace poco en una de nuestras notas los comparamos con Leony Flores, todo un honor, si recordamos las características y cualidades del artillero puntarenense.
Quedé impresionado con aquel golazo de Ariel Rodríguez al Alajuelense en el Estadio Nacional, cuando los campeones derrotaron al león 2-0. Cómo el 14 morado vio venir el balón en un fulminante contraataque, pase de Juan Bustos Golobio y antes de rematar, midió la salida de Pemberton y hasta el ángulo por donde podía pasar la pelota.
Su mortero fue justo y perfecto.
El domingo pasado en la ida, este mismo jugador se “bailó” a cinco rivales florenses, en una acción que hubiera provocado la envidia de Messi y Cristiano. El muchacho se ofuscó y remató en forma precipitada, cuando tenía a Colindres a su lado sin marca.
Simplemente repaso acciones de los delanteros saprissistas que están encendidos; Deiver Vega luce endemoniado con una zurda mágica; Colindres repite su partidazo memorable contra el Atlético de Madrid; ya citamos a Ariel y todavía falta David Ramírez, el único de estos cuatro jinetes que fue llamado a la Selección Nacional.
Entonces, retomando el tema, no se trata de que el Herediano se le va a ir encima al Saprissa y punto. El Team tiene equipo y de sobra para meterle uno, dos o tres goles al Saprissa. El problema estriba en evitar que el campeón les anote a ellos y es por ahí donde se puede volcar la balanza.
Herediano cuenta con una delantera de lujo para nuestro medio; Yendrick Ruiz está volando y el Mambo Núñez está picado, lo que lo torna peligroso. Pedroza y Hay están atentos a recibir la oportunidad del técnico y Esteban Ramírez, arquitecto de la formación, prometió corona en casa.
Granados y Gómez van a empujar; la retaguardia rojiamarilla va a dar pasos al frente; el Team va por el Saprissa, pero debe hacerlo con prudencia, cautela y orden. Sin fisuras como se lo adelantamos al Machillo Ramírez en su momento.
Regalarles espacios y metros de zacate a los habilidosos atacantes del monarca, a quienes además habilitan otros jugadores talentosos como Mora, Guzmán y Golobio, puede ser letal.
Podría ser, perfectamente, que con un solo gol Saprissa se traiga el bicampeonato del Pirro, atraviese el Virilla y monte la fiesta en Tibás.

[email protected]