Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Lunes 31 Marzo, 2014

Se empató la cima del campeonato dramáticamente.
El bombazo de Roberto Wong en el minuto 90, combinado con la victoria del “nuevo” Herediano ante el Cartaginés 3-0, le permitió al Team cazar en la cúspide al Saprissa y ahora están empatados con 33 puntos.
Curiosamente el gol diferencia es el mismo, solo que los rojiamarillos lideran por sumar más goles a favor. Se calentó la azotea y ojo que por el penúltimo piso, de abajo hacia arriba camina nada más y nada menos que el campeón nacional, con una semana esplendorosa repleta de éxitos que tiene al Alajuelense en la tercera posición con 28 puntos, pero un juego pendiente. Si la Liga gana este juego se pone a solo dos puntos de los punteros y para cuadrar las semifinales el tema arderá.
Incluso pueden resultar semifinales curiosas con el otro “grande” hundido en una de las peores crisis de su historia; el Cartaginés sigue enrachado en la derrota y el cuarto lugar es propiedad de la UCR, aunque la aritmética le da mayores oportunidades a Carmelita, una unidad debajo de los celestes pero con dos juegos menos.
Si la primera fase hubiera terminado ayer las semifinales las jugarían Herediano con Universidad y Saprissa ante Alajuelense, algo similar al último campeonato, salvo que los brumosos estaban en lugar de los académicos.
El cierre del campeonato se calienta para conocer al inquilino de ese cuarto puesto con varios candidatos, dado que no solo Universidad y Carmelita lo disputan, pues Uruguay y Limón igual suman opciones e incluso otros equipos más hundidos en la clasificación.
En la zona del no descenso dos victorias consecutivas de Belén provocaron un tsunami en el infierno y las llamas se elevaron al punto de que llegaron al Valle de El General.
Repasando la frialdad de la matemática el asunto es sencillo y desafiante para los pupilos de Daniel Casas. Están un punto arriba de Belén con un juego más. Eso es todo.
¿Qué sigue?
Un partidito mañana martes entre estos dos equipos con Belén de anfitrión. Para comerse las uñas y puede que para definir el descenso. Si vence la casa rebasa y sigue con un juego menos. Si vence la visita sostiene y se pega a Puntarenas y Limón.
Estamos a escasas horas de un juego como de doce puntos donde están involucrados unos cuatro equipos.
Hay que mirarlo diría un señor que pasea por Europa.

[email protected]