Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Lunes 3 Marzo, 2014

Mesa gallega para el Saprissa

En una de las jornadas más productivas para las huestes de Rónald González, los morados liquidaron al Cartaginés en menos de cuatro minutos después de soportar una primera parte incierta y luego en horas de la tarde, instalado su cuerpo técnico al frente del televisor, vieron caer al líder Herediano y al Alajuelense dejar dos unidades en Pérez Zeledón.
Golpe de efecto y mejor, imposible.
De nuevo Guilherme Farinha sonó las trompetas del éxito y su brioso Carmelita, como lo ha hecho en repetidas ocasiones desde que el lusitano tomó su mando técnico, tumbó al poderoso Herediano, dejando en blanco a la línea de metralla más temida del torneo. Victoria sólida y solvente del cuadro de la barriada eriza, que pudo ser más abultada si por ahí no desperdician un lanzamiento de penal, en un partido donde los discípulos de Marvin Solano, a pesar de que paró en la cancha su formación estelar, lucieron opacos y desdibujados.
Carmelita quedó a un punto del cuarto lugar en una jornada 11 cuyos seis resultados movieron la cima con alta intensidad y enterraron un poco más las aspiraciones de Belén de abandonar el sótano.
Contrario al Saprissa que triunfó y se aprovechó de los tropiezos de Herediano y Alajuelense, a Belén le resultó al contrario, porque no solo perdió de nuevo, esta vez con Uruguay, sino que los equipos que pelean la opción de no viajar a la segunda división, todos puntuaron: Pérez Zeledón empató; Puntarenas empató y Uruguay ganó.
A los generaleños se les escaparon dos puntos en su patio en la puerta del horno, en un juego que ante el Alajuelense, pudieron los jugadores de Daniel Casas sacar una tajada mejor. Los guerreros han sacado dos empates en fila y están cuatro puntos arriba de Belén, distancia todavía corta cuando le restan otras 11 fechas al certamen. El Puerto le mete a Belén ocho puntos de diferencia, suma considerable y ya cantaron viajera, pero para arriba, Limón con cuatro triunfos en fila antes de que lo pararan en seco y el Uruguay de Carlos Watson, que hiló tres victorias en fila, nueve puntos de oro para salir huyendo de las garras del descenso.
La UCR “le robó” el triunfo a Santos y se apoderó del cuarto lugar con una reacción de pura sangre y el que se hunde es Cartaginés, compartiendo un noveno lugar inimaginable dadas las pretensiones lógicas de los azules de estar ocupando habitaciones en la cima.

[email protected]