Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Jueves 23 Enero, 2014

Se despejó la incógnita.
Dos días antes de que venciera el plazo que le dio Grandes Ligas para que estampara “la chayotera”, el lanzador japonés Masahiro Tanaka decidió firmar con los Yanquis de Nueva York.


El “Imperio del Mal” lo envolvió con un fichaje millonario: $155 millones por siete temporadas que incluye una cláusula de salida luego del cuarto año, según dijo su agente, Casey Close.
Tanaka, de 25 años, tuvo marca de 24-0 con efectividad de 1.27 en la Liga de Japón la pasada temporada y es considerado por muchos como un ancla en la rotación de abridores de cualquier equipo.
Al lanzador derecho ya le adelantaron $20 “melones” y ahora los hijos de “El Jefe Steinbrenner” le tendrán que cancelar $22 millones en cada una de las seis primeras temporadas, y $23 millones en 2020. Además, permite al lanzador rescindir el pacto después de 2017 y convertirse en agente libre. También tiene una cláusula para vetar cualquier canje.
Tanaka recibirá $35 mil para su mudanza, un estipendio anual de vivienda de $100 mil para ser utilizado en Nueva York y un intérprete a ser elegido por el jugador, con un salario anual de $85 mil.
Además de su vuelo a Estados Unidos, Tanaka tendrá cuatro boletos de primera clase ida y vuelta entre Nueva York y Japón.
Tanaka se unirá a un renovado roster con los Yanquis, quienes también firmaron al jardinero Jacoby Ellsbury, al receptor Brian McCann y al toletero Carlos Beltrán con contratos lucrativos en esta temporada baja.
Masahiro se une a un cuerpo de lanzadores de los Yanquis que tendrá a CC Sabathia, Hiroki Kuroda, Iván Nova y David Phelps para la temporada 2014.
De todos los equipos que tenían interés en Tanaka, los Mulos pusieron sobre la mesa la oferta más grande que es la más alta de la historia para un lanzador agente libre.
“Tenemos que hacer lo que sea para poder ganar”, declaró el director ejecutivo de los Yanquis, Hank Steinbrenner, después de la firma. “Teníamos que asegurarnos que tuviésemos suficiente pitcheo para acompañar a nuestra nueva alineación”.
Tanaka recibió el quinto contrato más alto para un lanzador, solo detrás de Clayton Kershaw con los Dodgers ($215 millones), Justin Verlander con Detroit ($180 millones), Félix Hernández con Seattle ($175 millones) y Sabathia ($161 millones con Nueva York).
La firma de Tanaka desbloquea el mercado de agentes libres y ahora vendrán “chorreados” los fichajes de los beisbolistas que aún están sin trabajo.

[email protected]