Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Lunes 19 Agosto, 2013

Ninguno de los equipos que ganó en la primera fecha del campeonato, repitió ayer en la jornada dos, de manera que no hay oncena en fuga.
Saprissa, Santos, Puntarenas y Carmelita, los triunfadores de la jornada inaugural, no solo no repitieron victoria, sino que chuchequeros y carmelitas fueron derrotados y se acomodaron en la parte media de la clasificación. Morados y guapileños por lo menos lograron empatar ayer y son los líderes de la clasificación junto a Herediano y Cartaginés, dos cuadros que empataron en la fecha uno, pero vencieron en la dos.
Tampoco ninguno de los 12 equipos ha perdido los dos partidos, lo que dibuja un empate en la parte baja de la tabla entre cuatro equipos con solo una unidad. Desde luego que sorprende en el grupo de “colistas” la presencia del Alajuelense, que tras perder con Carmelita, a duras penas pudo empatarle el sábado a Limón.
Dos de los más fuertes candidatos al descenso, según vaticinio de los “analistas”, Belén y Limón le están dando crédito a los pronósticos y se hospedan en el sótano, pero con dulce compañía: manudos y guerreros del sur.
Uruguay de Coronado y la Universidad de Costa Rica están invictos: ni ganan, ni pierden. Dos empates cada uno y dos puntos.
Los pupilos de Carlos Watson se le pararon firmes al campeón nacional en la primera fecha y ayer frenaron al Santos, que venía de vencer a Limón. Uruguay avisa temprano que no desea nada con el descenso.
Similar faena de los celestes, aunque más meritoria por los rivales que ha enfrentado, dos de los grandes de nuestro fútbol.
El estratega académico, José Giácone, ha levantado una muralla que “la china” es de papel, formada por ocho jugadores: un portero, cinco defensas en líneas y dos volantes de marca y por ahí no ha pasado nadie, ni los subcampeones brumosos, ni los talentosos mediocampistas del Saprissa. La UCR es el único equipo del campeonato que no ha recibido anotaciones, todo un mérito en la madrugada de la competencia.
La única sorpresa del certamen es el pobre desempeño del Alajuelense; dejar cinco puntos de seis en disputa no es propio del poderío de la nómina manuda que se está mal acostumbrando a arranques de campeonato muy irregulares que luego no dan espacio a la recuperación. Estos prólogos tan pobres, se están haciendo ley en la Liga.

[email protected]