Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Miércoles 17 Abril, 2013

Cleveland. Un viejo y “sabio” entrenador costarricense manifestó alguna vez que en el fútbol se gana, se empata y se pierde. ¡Brujo!
Pues bien, a como están las cosas en el campeonato, al Alajuelense no le sirve nada más que una de esas posibilidades y debe ganar (a Santos), ganar (a Uruguay), ganar (a Puntarenas) y ganar (a Cartaginés) y esperar por el otro sector milagrosos acontecimientos.
Si los alicaídos campeones derrotan a Santos y a Uruguay, hay un juego por ahí, el del próximo domingo entre Saprissa y Pérez Zeledón que depende su resultado (no le sirve el empate) puede abrirle una leve puerta a la esperanza. La puerta se expande si esta noche San Carlos le “roba” algo a los guerreros y mañana Limón hace lo propio con Saprissa.


Los seguidores del Alajuelense tienen que entender que están contra las cuerdas y por el momento deben olvidarse de Cartaginés y Herediano y tratar de que el equipo alcance a sus más cercanos antecesores que son morados y guerreros. Esas seis unidades a estas alturas del torneo son demasiadas y es una distancia de ribetes monumentales que solo un milagro de los números puede remontar.
Pero de eso se trata; de hacer números y de aferrarse al positivismo de Mauricio Montero de que la Liga está más viva que nunca; de la boca para afuera se oye muy bonito lo que dice el “Chunche”, pero por adentro la procesión es otra y los manudos saben que están contra la pared.
Necesitan con urgencia que Saprissa y Pérez Zeledón pierdan puntos y la única posibilidad real de que eso suceda es en el enfrentamiento entre ellos. Si no empatan y los manudos no pierden, en este juego acortan tres puntos y queda por ahí en la jornada de cierre un Herediano-Saprissa que puede resolverle algo a los erizos.
Ahora, y como lo manifestó el sabio entrenador se gana, se empata y se pierde y a los cuatro equipos que están por encima del Alajuelense se les puede dar cualquiera de estas opciones en los partidos que les faltan… pero a la Liga también.
Dejémoslo ahí para comentar dos líneas de béisbol. El tiempo mejoró en Cleveland, el lunes salió el sol y anoche se iniciaba la serie entre Indios y Medias Rojas; espero verla completa y el viernes regresar a casa. Va a lanzar por la Tribu, Ubaldo Jiménez que ha resultado una tremenda decepción desde que vino de Colorado donde era el lanzador estelar y fue candidato al Cy Young. Los Yanquis lo apalearon y solo duró tres entradas, pero confiamos en su recuperación.

[email protected]