Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Miércoles 6 Febrero, 2008

Nota de Tano

Gaetano Pandolfo
[email protected]

Las noticias que han circulado sobre los sucesos a lo interno del Comité Olímpico Nacional, a falta de poder sonreír, causan escalofrío.
¡Cómo por un viaje a China se venden orgullos y se degradan ciertas profesiones!
Qué pena para nosotros los periodistas deportivos, analizar el comportamiento tan bajo de algunos colegas y qué pena deben sentir médicos y agremiados de otras profesiones, al comprobar la conducta tan cínica de compañeros de causa.


Si bien es cierto a algunos colegas el jerarca los amarra por hambre y en el ocaso de sus carreras echan a perder brillantes trayectorias, en otros casos y en otras jerarquías, leer y escuchar las argumentaciones de profesionales que alcanzaron sus títulos en universidades prestigiosas para justificar lo injustificable, resulta desconsolador.
¡Cómo por un viaje a Pekín se puede caer tan bajo!
Costa Rica quedó enterada este fin de semana de que el Comité Olímpico Nacional ha seguido sesionando y qué han sido nombrados de a dedo los sustitutos de los directores que renunciaron a sus cargos.
Lógicamente que los superiores de Jorge Nery a nivel internacional, y nos referimos específicamente a dirigentes de la ODEPA y del Comité Olímpico Internacional (COI), probablemente se habrán nutrido durante las últimas semanas de todo tipo de información emanada de la sede del CON en Coronado, notas posiblemente manipuladas, que harían ver que en el olimpismo criollo todo marcha en orden.
Y así lo hicieron saber en las publicaciones de los últimos días.
Nombraron -sin asamblea-, a directores en sustitución de los que renunciaron a sus cargos; se han seguido reuniendo y tomando decisiones; denuncian que los directores salientes han faltado a sesiones desoyendo las convocatorias que se les han hecho vía pizarra, en fin, todo un escenario de montajes, fantasías, acuerdos imaginativos e irreales que asombran, a pesar del conocimiento personal que se tiene de quienes los ejecutan.
Jacques Rogge, presidente del COI debe tener su escritorio atiborrado de buenas noticias sobre el olimpismo costarricense; probablemente la carta que le envió don Oscar Arias habrá quedado sepultada debajo de los faxes y memorandos de Carvajal y Pearson.
Lograr que la preocupación del Presidente de la República, sobre los sucesos que se dan en el seno del olimpismo criollo, pasen al primer punto de la agenda del jerarca Rogge, parece misión imposible.
Me parece que por la gravedad de los hechos que se denuncian en las últimas horas y que se dan y provocan a lo interno del CON, los hermanos Arias deben hacer un paréntesis en el tema TLC y darle una mano a su brazo deportivo representado en Osvaldo Pandolfo para acudir incluso a canales diplomáticos, con el fin de que la carta de don Oscar le pase por encima a las misivas positivas que Nery habría enviado al COI sobre la situación del olimpismo nacional.