Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Lunes 28 Noviembre, 2016

Moise Kean se convirtió en un fenómeno mediático cuando debutó con 16 años de edad ante el Pescara en la liga italiana; la Juventus lo captó en las divisiones inferiores del Torino y lo llevó a sus fuerzas básicas pero las lesiones de Higuaín y Dybala lo lanzaron al primer equipo.

Moise Kean es un espíritu libre. Tan libre que se escapaba de las concentraciones de la cantera porque no soportaba el claustro. Su desparpajo era visible cuando jugaba de extremo. Su osadía, combinada con la fuerza natural, lo convirtió en un elemento impresionante. Eso llamó la atención de Mino Raiola, el agente más revoltoso del planeta. Entonces, se buscaron el uno al otro.



A Raiola le atrajo su potencial de beneficios netos y al chico le fascinó aliarse con el agente de Paul Pogba, su ídolo.

Inmediatamente comenzó a tensarse la cuerda.

La madre, partidaria de Raiola, se ha propuesto conducir su carrera pero lejos de la Juventus, en un programa que preveía primero el Zwolle de la liga tulipana donde dispondría de minutos para recalar luego en el Manchester City. En el otro extremo, el padre se aproximó a la Juve y a la propuesta de su director deportivo, Giuseppe Marotta, quien le ofrece tres años de contrato, lo razonable, cuando a los 16 años la inmensa mayoría de los jóvenes no han definido ni siquiera si llegarán a profesionales.

Massimiliano Allegri técnico de la Vieja Señora conoce de estas historias y de ahí que no quiere inflar “la burbuja”. Después de las dos breves participaciones de Kean se limitó a decir: “está creciendo y tiene la suerte de entrenarse al lado de grandes campeones, que podrían ser modelos de comportamiento para Moise”.

Allegri sabe que miles de grandes promesas desaparecieron del mapa al mes siguiente de hacerse famosos, atormentados por la fantasía: la propia y la ajena.

Sin embargo, el espectáculo de Moise Kean parece real y por eso, ni lerdo ni perezoso, su excéntrico agente Raiola, el mismo que cobró 27 millones de euros por el traspaso de Pogba al United ya se está encargando de vender a su nuevo representado, porque tiene todo para promocionarlo: talento, físico, espíritu de sacrificio y garra.

En su momento y al igual que Balotelli, Kean podrá defender a la selección de Italia, “mi país” como lo califica la nueva joya de la Vieja Señora.