Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Martes 31 Marzo, 2009

NOTA TANO

Quedamos atrapados entre la derrota en México y el partido de mañana contra El Salvador; se nos inundó el correo electrónico de respetadas opiniones que señalan las causas del traspié en el Azteca, pero sin duda, dan más “ganillas” de ver para el frente y dejar lo sucedido el sábado instalado en la nuca.
Hagamos un último repaso.
Nos pareció un error del entrenador alinear solo a un jugador del Saprissa, Celso Borges, siendo el equipo morado el que juega el mejor fútbol de nuestro campeonato.
Las ausencias de Alonso Solís y Walter Centeno eran obligadas, pero Alejandro Alpízar se lesionó después de que Kenton no lo tomó en cuenta. Era más confiable juntar a Celso con Armando Alonso, Pablo Brenes e incluso Michael Barrantes, todos instalados en el Azteca.
Kenton insiste en Roy Myers, un defensor que no sabe manejar su cuerpo; potente pero torpe con la pelota en pie, es propenso a cometer faltas como la que condujo al penal que finalmente nos sentenció.
A Junior Díaz no le vemos nada excepcional; puede que sea hora de mirar otras caras, casos de Carlos Johnson y Gonzalo Segares.
Con Paté listo para actuar, la lógica dicta que lo acompañen mañana Armando y Celso; en lo personal me agradó mucho el trabajo de Brenes en México; subió y subió, supo conducir la pelota, solo que lo cerraron a la hora de los centros.
Me decepciona el trabajo de Bryan Ruiz, hoy por hoy, el mejor futbolista que tiene Costa Rica en el extranjero; por lo que hace y por lo que distingue a Bryan en Bélgica, es hora de que asuma el rol que, guardando las distancias, tienen jugadores como Messi y Agüero en Argentina, Kaká en Brasil; Matías Fernández y Humberto Suazo con Chile.
Ruiz es nuestra estrellita, es nuestro geniecito del juego, es nuestro fuera de serie, pero, aún demasiado joven, no ha podido echarse a la Selección sobre su juego fantasioso y marcar diferencias.
En ataque, a Alvaro Saborío hay que darle un reposo físico y mental, a Andy Furtado lo infló un sector de la prensa deportiva, ansiosa de ídolos y de portadas falsas.
Cualquiera de estos dos atacantes se destapa un partido y anota tres o cuatro goles. Eso no significa que tengan calidad; la calidad es otra cosa.
Decía ayer que la formación de Kenton en México nos resultó atractiva; nos llamó la atención mirar de titulares a Granados, Rojas, Ruiz y Sunsing; como el cuerpo técnico, supuse que jugarían bien pero no lo hicieron, lo que abre las puertas de la titularidad contra El Salvador, a la otra gente que entrena por ahí, incluyendo a los canguros López y Hernández que desean mostrarse en la cintura de la tricolor, para darle al cuerpo técnico mayores posibilidades de variantes en la línea de ataque.
Me parece que si le ganamos a El Salvador, tendremos atrapados en el guante, más de la mitad del tercer lugar de la clasificación que nos manda directo a Sudáfrica.

[email protected]