Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Miércoles 27 Junio, 2018

Estuvimos del lado de Óscar Ramírez, el 98% de la ruta

Estuvimos del lado de Óscar Ramírez, desde que asumió funciones como director técnico de la Selección Nacional, hasta el minuto 58, en que Serbia anotó el 1-0 en el Mundial.

Al observar cómo el estratega de la Tricolor, no reaccionó, ni ordenó las variantes ofensivas que urgían para darle vuelta al resultado, tema táctico que comentamos en nuestra Nota de ayer, rompimos la luna de miel con el buen amigo y nos pasamos al otro sector, siempre, dentro del más absoluto respeto.

En tan largo viaje, después de que entró en lugar de Paulo César Wanchope, jamás utilizamos un lenguaje vulgar, ofensivo, burlesco o inadecuado, a la hora de referirnos al señor entrenador y consta en actas.

Estuvimos acuerpando el trabajo de don Óscar en el 98% de su gestión, eso sí, y jugando también de entrenador, comentando aspectos técnicos y tácticos de la Tricolor en la que no estuvimos nunca de acuerdo. Insistimos mucho en que a la Selección Nacional le urgía un plan B en lo táctico, para ordenar variantes en la formación del equipo, que permitieran borrar esa imagen tan negativa, pero a su vez tan cierta, de que cuando el rival nos metía un gol, no había respuesta.

Lamentablemente, Óscar Ramírez rechazó consejos y se aferró hasta el último minuto, a un sistema táctico que a la postre no le alcanzó para sobrevivir en la gran cita del fútbol mundial.

Cuando las redes sociales catapultaron el mensaje anónimo que hablaba de divisiones a lo interno del seleccionado, desde luego que una vez leído, lo mandamos a la basura.

Igual repudiamos las amenazas de agresión verbal y física, que supuestamente han recibido don Óscar y su entorno familiar. Ojalá no pasen de ser un simple rumor.

Así las cosas, hoy que la Selección Nacional se despide de la Copa del Mundo con su juego ante Suiza, ojalá y se pueda hacer una presentación decorosa, ojalá caiga ese “golcito” o dos que los ticos anhelamos, para cerrar el telón con un sabor más dulce, que disipe lo amargo del recorrido.

Tenemos la impresión de que Óscar Ramírez no querrá seguir al frente de la Selección Nacional, de manera que al término del juego ante los compatriotas de Roger Federer, se cierra el ciclo del “Macho” como timonel del seleccionado.

De nuestra parte: ¡muchísimas gracias por su trabajo! Fue un honor profesional, estar tanto tiempo a lo largo de la ruta, de su lado.