Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Sábado 24 Febrero, 2018

América de México, equipo encarador y desafiante

El fútbol de Costa Rica no tiene delanteros desafiantes, tipo Leony Flores, aquel “flacucho” atacante del Puntarenas, quien siempre me maravilló con su fútbol encarador.
El futbolista desafiante es el que con el balón en sus piernas y su celador al frente, lo enfrenta, lo encara y se lo lleva. Todos los que fuimos “mejengueros”, vivimos o sufrimos esta amarga experiencia, cuando el jugador bueno, se “bailaba” al malo, en términos futbolísticos.
El futbolista desafiante no es precisamente un goleador; existen goleadores que no son jugadores encaradores. Meten goles por olfato, ubicación, estatura, poder físico y otros atributos.
Analizando el juego entre el Saprissa y el América de México y tratando de buscar algunos elementos que ayudaran a comprender la paliza, caí en la cuenta de que salvo el portero Agustín Marchesin y los defensas, Paúl Aguilar, Bruno Valdés y Enmanuel Aguilera, los otros siete jugadores de la nómina titular de las Águilas, fueron todos encaradores, desafiantes, explosivos y verticales, una mezcla que dejó desnudos y desamparados a unos jugadores que no están acostumbrados a jugar en nuestro campeonato de bola con tal intensidad.
Jordan Smith fue avasallado por Cecilio Domínguez; Oribe Peralta deshizo fácilmente la marca frágil de Henrique Moura; Alexánder Robinson solo vio pasar como rayo fulminante a un Mateus Uribe espectacular y los volantes centrales del Monstruo: Angulo, Torres y Hadden, fueron sobrepasados por ese fútbol desafiante de jugadores imparables como Ibarra, Da Silva y Martin.
El América de México ofreció un concierto de fútbol maravilloso inolvidable y desnudó a un Saprissa que retrató con toda lealtad y fidelidad, la pobreza de nuestro campeonato, sin exigencia, sin alta competencia, sin maestros en la enseñanza de este hermoso juego, que precisamente dibujó un América que rayó en la perfección.
De esta paliza que recibió el Saprissa, pero que igual se la anidan a Herediano, Pérez Zeledón o Alajuelense los clubes mexicanos, se deberían sacar enseñanzas, para ver si entre todos nos salimos de la rutina de un fútbol insulso y gris como el que se observa en cada jornada de nuestro campeonato.
[email protected]