Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Lunes 15 Enero, 2018

Santana escribe a La Tribu emotiva despedida

Quiero resaltar en esta Nota un gesto poco común, casi inusual y poco acostumbrado entre los deportistas de elite: el ser agradecidos con el equipo que los vio nacer, crecer y triunfar.
En un mundo competitivo como el deportivo, donde priman fichajes y salarios millonarios y donde poco o nada importa el uniforme que se defiende, si por unos dólares más, al día siguiente vestimos con otros colores, deseo destacar el gesto de un beisbolista dominicano que les dio gloria a los Indios de Cleveland, una organización que es calificada como modelo de organización en las Grandes Ligas a pesar de su ayuno de títulos.
Carlos Santana, agente libre, no pudo ser retenido por la Tribu para la temporada 2018, uniforme que defendió como primera base desde 2010 y firmó por tres campañas con los Filis de Filadelfia por $60 millones. Con los Indios ganaba $11 millones por campaña.
Vestido con otra franela, Santana envió esta carta a la ciudad de Cleveland.
“Querido Cleveland”.
“Este proceso ha sido uno de los más difíciles que he tenido que experimentar. No es fácil no saber lo que depara el futuro. Lloré una vez que supe que ya no estaría jugando y viviendo en la ciudad de Cleveland.
Todo lo que soy es Cleveland. Me encantó mi tiempo en Cleveland. Me convertí en un gran jugador en Cleveland. Me convertí en un hombre, un esposo y un padre. Compré y mantuve mi primera casa en Cleveland. Pasamos como equipo de perder, a ganar. Construí amistades que tendré por el resto de mi vida. Me enamoré de Cleveland. Gracias por amarme de nuevo. Las palabras no pueden describir cuánto te extrañaré Cleveland. Créanme, los extrañaré a todos.
Puede que esté comenzando nuevas raíces en Filadelfia, pero siempre dejaré un pedazo de mi corazón en Cleveland. Traté de darlo todo durante estos años y espero que me recuerden por ser un buen ‘Indio’ y compañero de equipo. Deseo que la organización sea lo mejor posible.
A toda la familia de los Indios de Cleveland, gracias por cuidar de mí y de mi familia durante todos estos años. Cleveland: tú significas más para mí de lo que nunca te imaginarás.
Me voy a Filadelfia para ayudarlos a construir un ganador. Estoy listo para el desafío. Espero el trabajo que se avecina.
Hasta que nos volvamos a ver…”
“Cleveland ¡sé grandioso!”

[email protected]