Logo La República

Domingo, 9 de diciembre de 2018



NOTA DE TANO


Nota de Tano

Gaetano Pandolfo [email protected] | Jueves 14 diciembre, 2017


Un honor compartir criterios con Carlos Watson

Disculpas, pero voy a escribir un poquito de Tano y la culpa es de Carlos Watson.
Como redactor deportivo del Semanario Universidad, me tocó dar cobertura a las representaciones deportivas celestes, entre ellas su equipo de fútbol.
Visitar el Estadio Ecológico era rutina y en una jornada cualquiera del campeonato nacional, vi jugar defendiendo a la Academia a José Sánchez. Quedé maravillado de su juego.
Semanas después lo visité en su casa en Concepción de Tres Ríos, donde fui atendido con un espléndido café y tortillitas con queso por su madre y familia, en un entorno humilde y repleto de amor.
Cuando terminó la entrevista que publicamos en el Semanario, “Chepillo” como lo bautizó el recordado Pilo Obando, al ver mi auto le gustó y me dijo sonriendo: “algún día tendré uno mejor que el suyo, cosa que logró sin mayor problema, gracias a su inteligente fútbol.
En mis Notas de Tano lo bauticé como “El fenomenito” y desde luego que las redes sociales se cargaron en contra y me despedazaron por mi “estupidez”. Fui objeto de burla por calificar el fútbol de José Sánchez de tan exquisita manera.
De memoria, creo que José solo fue convocado a la Selección Nacional en una oportunidad por Jorge Luis Pinto para un amistoso contra Panamá. Luego, si te vi, no me acuerdo. Jamás ha estado en los planes de Óscar Ramírez.
Pero resulta que don Carlos Watson, forjador de talentos, maestro de maestros de centenares de niños y jóvenes que se inician como futbolistas, descubridor de joyas futboleras, pocas horas antes de que diera inicio el juego de anoche entre Saprissa y Herediano, calificó a José Sánchez como el mejor futbolista de la nómina de Hernán Medford, escogencia que por carambola, llena de satisfacción y mucho orgullo a este columnista.
Mi admiración hacia el fútbol de José Sánchez, es idéntica a la que profeso por el juego de Osvaldo Rodríguez, descrita tantas veces y otra que hace muy pocos días empecé a alabar, del juego de Anthony Mata, mediocampista de Pérez Zeledón, que me sorprendió en sus partidos contra Herediano y Santos, aunque luego José Giacone lo sentó frente al Saprissa y lo metió en el cierre, para que generara junto a Anthony López el golazo del triunfo.
Modestamente manifiesto que Sánchez, Osvaldo y Mata, son futbolistas “diferentes”, se salen del molde y compartir ese criterio en el caso de “Chepillo” con don Carlos es todo un honor.
[email protected]