Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Jueves 26 Octubre, 2017

Todos con Santos esta noche en el Estadio Nacional

Los dirigentes de un club son los mayores responsables de que el equipo que los representa consolide un proceso.
El proceso es una palabra que va totalmente en contravía de lo que más agrada a los dirigentes fanáticos: el cortoplacismo.
En el planeta fútbol impera lo segundo y es escaso lo primero sobre todo en ligas de tercer y cuarto mundo como las de por acá.
El fútbol costarricense sube esta noche al escenario a un equipo que se ha distinguido por desarrollar y consolidar un proceso: el Santos de Guápiles, flamante finalista de la Liga Concacaf de la que puede coronarse campeón hoy, con solo empatar contra el Olimpia de Honduras, en un duelo que deberá jugarse repleto de aficionados en el Estadio Nacional.
Santos triunfó 1-0 en el juego de ida en San Pedro Sula y tiene a los catrachos de Carlos Restrepo contra las cuerdas. Resta el empujón final y toca a miles de costarricenses sin distingo de club, ayudar a los guapileños a conseguirlo.
Los ticos tenemos que hacernos a la idea de que esta noche juega la Selección Nacional en la Joya de La Sabana. Santos representa al fútbol criollo y hay que llenar el coliseo para apoyarlo.
Aplausos entonces para el Dr. Rafael Arias Brenes, presidente del Santos y sus compañeros de directiva, por construir este proceso que se consolida cuando le renuevan el contrato al técnico Johnny Chaves para que, con paciencia y tiempo, dos enemigos letales de los cortoplacistas, pudiese formar un equipo.
Y es que el Santos de Guápiles sí es un equipo; sabe a lo que va; sabe a lo que juega. En este conjunto no hay improvisaciones.
Si va línea de tres en defensa juegan Madrigal, Garro y Monguío; si es con carrileros juegan Smith, Arboine o Barquero.
Wilmer Azofeifa y Osvaldo Rodríguez intocables en la cintura y a escoger entre Edder Solórzano, Raymond Salas, Kenny Cunningham o Starling Matarrita para la zona ofensiva del equipo, ante la ausencia por sanción de Kenneth Dixon.
Dos veteranos como Cristian Lagos y Leonardo Adams son torres emergentes de la formación.
Santos de Guápiles es un equipo con proceso y esto en el fútbol costarricense es novedad. Desde luego que no es un equipo invencible, pero Johnny Chaves dirige a un grupo de futbolistas que saben el terreno que pisan y hacia dónde caminan y esto en el fútbol nacional, es excepción a la regla.
Amigos, a llenar el Estadio Nacional esta noche; queremos al Santos campeón.

[email protected]