Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Lunes 7 Agosto, 2017

La propuesta técnica de Centeno debe motivarse

Se debe estimular y motivar la posición de Walter Centeno, ahora como director técnico de Grecia.
Si bien es cierto, la prensa deportiva mayoritariamente reconoció y alabó el desempeño de los griegos en el juego de apertura ante Alajuelense, del que finalmente salieron derrotados 3-0, en el transcurso de la semana surgió mucha crítica negativa a esta decisión del “Paté” de jugar bonito al fútbol y respetar el espectáculo.
Partes de esos cuestionamientos hacia el técnico de Grecia, se salieron de lo estrictamente futbolístico, para sumergirse en temas personales, que se derivan del paso del polémico futbolista por el Saprissa y la Selección Nacional.
Criticar su vestimenta, su verbo encendido, su propuesta y hasta el hecho de que dirigió como en la NBA o con una bola de fútbol en sus manos, nada tiene que ver con estrategia y propuesta futbolística.
Creemos que la misión prioritaria de Grecia es mantenerse en la primera división y no regresar temprano a la categoría de la que provienen.
En este sentido y lo escribimos en esta misma Nota, si Grecia juega como lo hizo frente al Alajuelense, no tendrá el mínimo problema para mantenerse en la máxima categoría y entonces, es cuando se debería motivar a su estratega para que no renuncie a su propuesta futbolística.
La prensa, analistas y comentaristas, los narradores del fútbol, se quejan y reclaman de las propuestas resultadistas de los entrenadores actuales, que fueron llevando la táctica del fútbol de un 5-3-2 de los años 50 al actual 5-4-1 de la primera década de 2000.
Entonces, que de pronto salte a escena un técnico dispuesto no a volver al pasado, pero sí a tomar una estrategia de riesgo, jugando al ataque, con dos o tres delanteros, con variantes ofensivas —y todo esto lo hizo Grecia ante la Liga—, es motivo de aplauso y no de crítica.
Keysher Fuller por el carril derecho, Luis Hernández por el izquierdo; Michael Barrantes, Yeremy Araya y Esteban Rodríguez por el centro y los costados; Johnny Woodly y Alexánder Rodríguez en ataque, acosaron, desafiaron e incluso bombardearon el marco de Patrick Pemberton que sudó la gota gorda para impedir anotaciones. Hasta los verticales colaboraron.
Además, cayendo en el resultado, Centeno metió al terreno de juego a dos jugadores técnicos, de trato de pelota, que dan espectáculo, como Yosimar Arias y Johan Venegas, todas, medidas frescas y alegres de un novel estratega que son respetables y más que eso, se deberían respaldar.
Adelante entonces Walter Centeno, oído sordo a la crítica y verá como al final del Apertura, sus griegos se mantendrán sobrados en la primera división.