Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Jueves 29 Junio, 2017

Yuaicell y Jamille, dos atacantes de físicos similares

Parece que le llegó buena compañía a Jonathan McDonald. Alajuelense firmó a dos espigados delanteros de características físicas similares que acompañarán al usualmente solitario atacante manudo en zona de metralla.
Desde que se marchó Jerry Palacios, el ataque del León no ha encontrado la fórmula para hallar la red contraria con regularidad. El binomio McDonald-José Guillermo Ortiz no terminó de consolidarse, en mucho por las distracciones que llevó a la nómina, la noticia adelantada de que Ortiz ya era ficha del Team, aún vestido rojinegro.
La llegada de Benito Floro no ayudó a que Jonathan jugara con compañía; al español le encanta el 4-5-1, de ahí que ni el paquete chileno Nino Rojas (recomendado porque jugaba parecido a Zamorano, vaya mentira), ni el jovencito Bryan Jiménez, con pocas horas de vuelo, pudieron consolidarse al lado del “19” erizo.
Pero ahora, la Liga firmó a dos atacantes que se supone, no van para la reserva, sino para atacar dentro del campo: Yuaicell Wright procedente de la artillería limonense y Jamille Boatswain, comandante en jefe de la zona de bombardeo de la selección trinitense, de manera que los fanáticos del León se ilusionan y sueñan con un tridente ofensivo formado por Wright-McDonald y Boatswain, tema táctico bien complicado de complacer, dado que a don Benito, por lo visto hasta hoy no le agrada jugar con tres puntas.
Para hacerlo, tendría que desbaratar y deshacer toda la cintura del equipo que es donde se mueven sus futbolistas favoritos: Kenner Gutiérrez, Luis Sequeira, José Luis Cordero, Allen Guevara, ahora Pablo Gabas e incluso Luis Miguel Valle.
De manera que les sugerimos a los seguidores del León, que no se hagan muchas ilusiones con estos fichajes que son excitantes, pero que pueden estar destinados a la reserva del equipo, a menos que Benito Floro esté dispuesto a ordenar una revolución táctica en el equipo, jugando por ejemplo un 4-3-3, que permita que este tridente de atacantes se junte en la zona de fuego.
También la Liga anuncia el eventual fichaje del canadiense Manjrekar James, un defensor gigante de 1,91 metros que juega en Hungría y que formó parte del seleccionado canadiense cuando lo dirigió Floro.
Fernando Ocampo y compañeros se pellizcan, se mueven, firman, pero solo don Floro decide si los nuevos fichajes juegan o como dice Pinto: solo miran.


[email protected]