Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Miércoles 25 Febrero, 2009

NOTA DE TANO


El par de partidos del Verano de hoy se las traen.
Juegan dos de los tradicionales grandes: Alajuelense contra Herediano y otros dos que desde hace algunas temporadas aspiran a serlo: Brujas y Liberia.
Si existen dos clubes que al menos, monetariamente han tratado de meterse en el círculo de los grandes, son Brujas y Liberia. Son instituciones que han revolucionado el mercado de piernas del fútbol nacional. Son clubes que abrieron las puertas para que futbolistas caros y consagrados de los grandes: Saprissa, Alajuelense, Herediano y Cartaginés, hallaran mejores ofertas de empleo y hacia ellas emigraron.
Recordar cómo tres baluartes del Alajuelense, Pablo Salazar, Harold Wallace y Víctor Núñez, abandonaron las filas rojinegras para anclar en la ciudad blanca. Paolo Jiménez, José Brenes y Danny Fonseca dejaron al Cartaginés para afincarse en Brujas.
Mario Sotela en la pampa y Minor Vargas en “Desampa”, le metieron billete al asunto, al punto que sus clubes disponen de nóminas millonarias, futbolistas bien pagados y por ende con formaciones obligadas a estar en posiciones de vanguardia. La jerarquía de las alineaciones exige no solo el buen espectáculo, sino la victoria.
En este sentido, el papel de los hoy anfitriones ha sido decepcionante, tanto que Brujas ocupa el último lugar del Grupo A y es el único equipo de los 12 en brega que aún no saborea la victoria. Dos empates y tres derrotas en cinco presentaciones es la credencial más baja de todos los clubes en lucha, incluso, peor que la que suma la UCR en el otro grupo, porque los celestes ya ganaron un partido.
Aplaudimos y nos agrada la paciencia y tolerancia que ha mostrado la dirigencia hechicera con su técnico Mauricio Wright, al que ha dado todas las oportunidades para la reactivación. Eso es trabajar con seriedad para no tomar decisiones emocionales tan perjudiciales casi siempre.
Esa nómina de lujo de Brujas tendrá que explotar positivamente en cualquier momento, y bien puede ser esta tarde, ante un rival de similares características en inyección económica y poder de planilla.
Liberia se quedó rezagado y apenas retoma el paso en el torneo, es el único invicto del campeonato; suma siete unidades en tres presentaciones, de manera que si sale avante del Cuty Monge le espera un puesto promisorio en la vanguardia, por sumar tan pocos partidos.
Y en el Fello Meza, la Liga será anfitriona del Herediano, clubes de abolengo con arritmia en el torneo y con idéntico e irregular paso: dos ganes; un empate, dos derrotas.
Ayer empezó a menearse el puesto de Paulo Wanchope, tanto que la directiva florense salió en su defensa; también, los fanáticos manudos están molestos con su equipo; Marcelo Herrera pierde la paz. Esto solo se calma con la aspirina del triunfo y a ver quién lo logra.

[email protected]