Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Miércoles 11 Febrero, 2009

NOTA DE TANO


Un paso en falso de tamaño monumental, similar por las consecuencias al que en su momento dieron Kevin Casas y Fernando Sánchez, le costó el puesto a un profesional probo, íntegro y honesto como Ennio Rodríguez.
Los diputados oposicionistas se frotan las manos tras lograr su objetivo: un escándalo político que por ser año electoral, traspasó los tres días de reglamento.
Un poco más de $1.000 gastados en un almuerzo a todo meter, se convirtió en tema nacional alentado por los vientos electoreros.
Interesante entonces preguntar… ¿cuál fue el costo de los boletos aéreos de Gilberto Martínez y Bryan Ruiz desde Europa a San José?, suponemos que en primera clase, que es lo mismo que beber champán.
Porque eso de que se lesionaron aquí no se lo traga nadie; ni la atragantada de doña Clara, de manera que si el costo de los pasajes aéreos de este par de futbolistas supera en precio a la santa cena de don Ennio, los legisladores Gutiérrez y Núñez deberían pedir la renuncia de don Eduardo Li.
Mientras a los costarricenses se les acomoda el estómago, molesto por la indigestión del almuerzo que se tragaron otros, se inicia esta noche “la difícil hexagonal”, que de difícil solo tiene el nombre.
Ayer, el matemático Eduardo Piza Volio hizo pública en página colega la proyección aritmética de la hexagonal y la pura verdad, para los tres “cocos” de la zona: Costa Rica, México y Estados Unidos, debería ser un pastel clasificarse al Mundial.
Cada seleccionado jugará diez partidos y disputará 30 puntos. Asegura don Eduardo (y la matemática no miente), que con la mitad de esos puntos, o sea, si por ejemplo Costa Rica logra 15 puntos de los 30, tendrá el 94% de posibilidades de clasificarse a Sudáfrica.
Con solo ganar los cinco partidos en casa ya estaríamos en el Mundial; incluso, con 13 puntos hay un 63% de oportunidades de asistir a la máxima cita del balompié universal, de manera que honestamente, no es tan complicada la cosa.
Como bien lo dijo Bora Milutinovic ayer en México, a la selección mexicana le sirve hoy un empate en Estados Unidos, porque la meta de los mexicanos, de los ticos y de los trinitarios, no es ganar cada uno de los 30 partidos, sino clasificar y eso se logra aun perdiendo 15 puntos.
“La única Selección obligada a ganar siempre es la de Brasil”, dijo Bora, y lleva razón.
Entonces, hoy Costa Rica inicia la aventura y si triunfa ante Honduras (me apunté al empate), le restaría atrapar solo 12 puntos de 27 disponibles para ir al mundial.
¿Fácil, o difícil?
Mala nota las lesiones de Tuma y Bryan, que se suman a la de Keylor; estoy seguro que los dos primeros irían de titulares, de manera que a Kenton se le indigestó el panorama, ojalá menos que los que se enfermaron por no estar en el almuerzo. No deja de ser “agüevado” que mientras unos se beben el champán, otros se indigestan.

[email protected]