Logo La República

Miércoles, 14 de noviembre de 2018



NOTA DE TANO


NOTA DE TANO

Gaetano Pandolfo [email protected] | Viernes 11 julio, 2008


NOTA DE TANO


Rodrigo Kenton está trabajando a tiempo completo como director técnico de la Selección Nacional y ya eso es ganancia, porque Hernán Medford no lo hizo.
Para Kenton, la tricolor es prioridad; para Medford resultó algo secundario; fue como ganarse una extra porque seguramente recibía mejores dividendos de sus otras empresas particulares.
Hernán Medford y Rodrigo Kenton son dos personajes muy diferentes aunque sean colegas de profesión, pero Hernán aventaja a Rodrigo y por mucho en sus credenciales como ex jugador y técnico.
Con todo el respeto para el actual entrenador de la Selección Nacional, tengo la impresión de que Medford es un ganador por naturaleza, lo fue como futbolista y ganó títulos con el Saprissa, mientras que Rodrigo, a pesar de su novedoso discurso de regreso a casa, aún no ha ganado casi nada y el casi se lo anotamos por la clasificación de la Olímpica Nacional a Atenas.
El único logro relevante de Rodrigo Kenton como director técnico es esa clasificación. Todo lo demás en su carrera como entrenador han sido “casis”.
Casi clasifica a Guatemala a los Juegos Olímpicos y casi le dan la Selección Mayor de ese país, aunque finalmente se la devolvieron a Ramón “Primitivo” Maradiaga.
¿Por qué si fue tan exitoso su paso por la olímpica chapina, que incluyó la victoria contra Costa Rica y nuestra eliminación (con Medford como técnico), los dirigentes guatemaltecos no le dieron la mayor?
La respuesta se queda en Guatemala y para nuestros fines poco interesa.
En Costa Rica una mayoría de seguidores del fútbol nacional está esperanzado en el trabajo de Kenton y de sus asistentes y formo parte de ese conglomerado, pero no me trago ese discurso novedoso que le escuchamos todos los días al nuevo timonel, de que los resultados de su trabajo lo respaldan como triunfador.
En lo que verdaderamente ha triunfado Kenton es como asistente técnico; como segundo de a bordo sus credenciales son impresionantes, desde que lo fue con Bora Milutinovic en los mundiales y en su corto tránsito en el Alajuelense, pero esos son otros cien pesos.
Ahora, lo de visor de FIFA, otro de los galardones que adornan al técnico nacional es para nosotros, tan de poca monta como el ranking de equipos de esa misma transnacional. Cuando leo que Francisco Maturana y otros de su “calibre” forman parte de ese cuerpo “democratizador” de la no muy sana institución que preside el diplomático Joseph Blatter, no le otorgo a ese cuerpo de servidores la menor de las relevancias.
Me parece que la designación de Kenton como técnico de Costa Rica genera ilusiones; le aplaudo absolutamente todos los pasos que ha dado hasta ahora, pero no le apruebo su discurso en los medios de comunicación donde se presenta con aura de triunfador.
Creo que la mejor oportunidad de demostrar que es un triunfador, la tiene ahora precisamente en sus manos.

[email protected]