Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Martes 15 Abril, 2008

Nota de Tano


Recibimos un comentario sobre nuestra Nota del pasado lunes, donde “protestamos” por el apoyo de los seguidores del PFC a su equipo en Heredia, a base del ruido de tambores.
“Mi nombre es Santiago Elizondo.
En respuesta a lo escrito y publicado por su persona el día 14 de abril, respetuosamente le contesto.
Soy fanático puntarenense, por lo que aunque intentaré no meter mi corazón en la respuesta puede que se vea influenciada en algún momento por lo cual le solicito disculpas por no poder ser justo un 100% en este tema.
Creo que no es cuestión de edad, ya que he visto en Puntarenas o donde juega el PFC, señores y señoras de la tercera edad disfrutando sanamente de la comparsa.
Si bien la forma de apoyar de la afición saprissista y liguista es al estilo europeo, Puntarenas tiene la forma de comparsa, estilo Brasil, donde con tambores y samba apoyan su equipo 90 minutos, tal como se observa en cualquier partido de Brasil, tanto de selección como clubes.
Además creo que no todos aplauden el apoyo ‘hermoso’ que dan los aficionados con cánticos a Saprissa y la Liga, ya que algunos cánticos son vulgares y recordemos que muchos niños van al estadio.
El apoyo de esa forma a los equipos de Puntarenas se ha dado desde hace más de 20 años; recuerdo en mi niñez estar en el Lito Pérez con el Municipal y la comparsa.
Las barras de Saprissa y la Liga son más recientes, copiadas de Sudamérica, de modo que no es asunto de edad, si todos los que amamos el fútbol recordamos las comparsas con cariño, incluso gente mayor que usted.
Mi padre y yo no recordamos que jamás le hayan pedido a la comparsa que se detenga, ni con el Municipal, ni con el PFC, solamente han solicitado que detenga los pitos.
Considero que ser jugador de Puntarenas FC, es un orgullo y oír la comparsa en sus graderías es un gran impulso para los jugadores, y usted se lo puede preguntar a cualquier jugador, más si juega de visita.
Si bien respeto el punto de que ustedes son periodistas, lo único que les puedo recomendar son tapones de oídos, que se compran en cualquier ferretería, lamentablemente no sirven para protegerse de las monedas, puñales y cámaras que lanzan su tan aplaudida ultra morada y su doce.
Si para usted tocar solo antes y durante los recesos es respetar al árbitro, le invito a preguntarle a un árbitro si los gritos de insultos en el Ricardo Saprissa, Alejandro Morera, Fello Meza; hacia ellos es respeto (aunque no haya comparsa). Y si la banda no apoyó los 90 minutos a Heredia, es porque es de una institución, por lo cual hay gente de varios equipos y no una expresión artística nacida del amor a un equipo.
Para finalizar, le recuerdo que la comparsa es una cosa cultural de los puertos en Costa Rica. Imagine que lindo sería que cada equipo pueda llevar algo de su zona al estadio”.

Santiago Elizondo Vargas.
1-1154-0925

[email protected]