Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Miércoles 26 Marzo, 2008

Nota de Tano

Gaetano Pandolfo
[email protected]

En los estatutos de don Jorge Nery, él es quien convoca a asamblea; él es el que pone la agenda y él es el que dice quién vota.
Todo, respaldado por “su” reglamento.
Así lo explicó el CON ayer en un comunicado que envió a los periodistas.
Entonces, desde su punto de vista, la asamblea de ayer en el Colegio de Periodistas es nula por inexistente.
Pero ha sido demasiado evidente que esta asamblea de los disidentes del CON preocupó más de la cuenta al soberano del olimpismo criollo y los puso a correr a él y a todos sus súbditos, después de que había desaparecido del mapa tras el estrepitoso fracaso del olimpismo nacional en los Panamericanos en Brasil.
Un largo y prolongado autoexilio de Nery se cortó abruptamente cuando se enteró de que el movimiento mayoritario que lo adversa caminaba en serio. Entonces, don Jorge empezó a moverse en su charco.
Nombró a personas afines en cargos relevantes, convocó a la prensa, llenó los escritorios de los medios de comunicación de boletines anónimos y derechos de respuesta y quiso ponerle una cereza a su pastel, presentando ante la Sala Cuarta un recurso de amparo que pretendía suspender el cónclave de anoche, pero ayer le fue rechazado.
Si como lo afirma en su rosario de notas, la asamblea de los disidentes de ayer es nula: ¿qué le preocupa tanto?
La prensa deportiva panameña ha sido rica en la información de lo sucedido en la crisis del olimpismo canalero. El asunto se pudrió e infectó de malos olores el canal de Panamá.
Debemos tener cuidado los costarricenses de que en nuestro país no suceda lo mismo y una forma de hacerlo es estar atentos y vigilantes a los movimientos de Carvajal a la hora de montar “su” asamblea del 30 de abril.
Si Nery desconoce los sucesos de anoche y sigue aferrado a su puesto, será interesante traer a territorio nacional lo que hicieron los compadres de Carvajal en tierras canaleras para seguir en el poder, porque es un hecho de que el derrocado jerarca del CON, a falta de mano de obra, tratará de elaborar un padrón electoral para el que no tiene precisamente voluntarios, de idéntica manera al que armaron los dirigentes olímpicos en Panamá, denunciado por la prensa deportiva canalera.
Escribo esta nota horas antes de que se celebre la Asamblea del CON; es de esperar que haya seguido un desarrollo normal en su agenda y de que el deporte costarricense haya amanecido con un nuevo cuerpo de dirigentes en su Comité Olímpico.
Lo que queda es esperar acontecimientos.
Estamos claros de que Nery no va a abandonar las instalaciones del CON en Coronado para dar paso a sus detractores; tampoco se puede hacer a la fuerza.
Lo que pasa es que los Juegos Olímpicos están a la vuelta de la esquina, de manera que será urgente conocer la posición oficial del Comité Olímpico Internacional sobre los sucesos del olimpismo en Costa Rica, pronunciamiento que no podrá alargarse demasiado.