Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Viernes 7 Marzo, 2008

Nota de Tano

Gaetano Pandolfo
[email protected]

Después de una nueva victoria del Deportivo Saprissa, en esta ocasión frente a Brujas, que lo tiene como líder indiscutible e invicto del Grupo Uno en el campeonato de verano, el interés de los aficionados —mientras se acerca una nueva edición del clásico—, se centra en la zona de descenso y todos vuelven a ver los partidos de fin de semana de los tres equipos que por su puntaje, están en territorio caliente.
Curiosamente Santos, Universidad y Cartaginés se van a enfrentar a rivales siempre difíciles, pero “cómodos”, en tanto no se las verán, ninguno de los tres, contra Saprissa, la Liga, Herediano y Puntarenas que en el papel, son cuatro de los grandes del fútbol nacional.
La UCR espera a Brujas, equipo que viene de perder dos partidos seguidos; Santos, que no está tan angustiado como estudiantes y brumosos en zona de desastre viaja a San Carlos, a enfrentar también a un equipo que viene de perder y por goleada ante la Universidad y supuestamente, solo supuestamente, el Cartaginés tiene el rival más accesible de los tres, cuando se mida ante Carmelita en Santa Bárbara.
A pesar de la leve reacción de los discípulos de Mauricio Montero que han empatado sus dos últimos partidos, hoy por hoy si comparamos las fuerzas y equilibrios de Brujas, San Carlos y Carmelita, los carmelos saldrían perdiendo, pues es una oncena que pinta más floja que toros y hechiceros, de manera que toca al Cartaginés sacar partido de este detalle para sumar en el Carlos Alvarado.
Nos parece que la Universidad tiene el rival más complicado; Mauricio Wright cuenta con una nómina más sólida que la que presentan San Carlos y Carmelita, de manera que los celestes tendrán que jugar muy buen fútbol para salir con cosecha del Estadio Nacional. Ahora, la U les ha hecho buenos partidos a los grandes, tuvo en jaque al Saprissa y Herediano y viene de triunfar por goleada, de manera que a los brujos también les puede desinflar la escoba y que aterricen con una trastada.
Ronald Mora y sus muchachos van a Ciudad Quesada a otro delicado compromiso, más que todo porque las huestes de Juan Carlos Arguedas se han venido a pique después de un arranque promisorio y ahora el técnico, que vivió días de luna de miel, está contra las cuerdas. Hace rato que los toros no embisten y Santos no es precisamente un equipo de “improvisados”; los guapileños necesitan sumar y hasta un empate podría verse como buen resultado.
Para el Cartaginés, el partido ante Carmelita es a muerte; el triunfo está presupuestado en el libreto de Juan Luis Hernández; lo que sucede es que el papel aguanta lo que le pongan y entonces, Carmelita también escribe su propio presupuesto donde suma victoria en casa ante el sotanero, sentencia lógica porque… ¿si no se le gana al último, entonces, a quién?