Logo La República

Domingo, 18 de agosto de 2019



EDITORIAL


Normas necesarias

| Miércoles 03 junio, 2009




La realidad indica que es necesario encontrar una fórmula adecuada para que disminuya el fumado en Costa Rica puesto que es la salud de la población lo que está en juego

Normas necesarias

Con la intención de reducir en al menos un 25% las muertes causadas por el fumado, se aprobaría una legislación que permita nuevas reglas en el país relacionadas con la venta de cigarrillos y este nocivo hábito.
Costa Rica firmó en julio de 2008 el Convenio Marco contra el Tabaco de la Organización Mundial de la Salud y ahora debe legislar para poder cumplir con la obligación contraída en ese sentido y para disminuir los daños que a la salud de la población ocasiona el fumado.
La medida parece necesaria puesto que las campañas educativas aún no han logrado bajar cifras como la reportada por la Caja Costarricense de Seguro Social que gasta 45 mil millones de colones al año en atención de enfermedades relacionadas con el tabaquismo y concede 55 mil días de incapacidades por males relacionados con el fumado.
Las nuevas normas, entre otras medidas, impondrían un nuevo fuerte gravamen a las cajetillas de cigarrillos, recursos que se destinarían a financiar programas de prevención y al fortalecimiento de la Red Oncológica Nacional.
Las tabacaleras por su parte argumentan, ante esto, que se incrementaría en el país el contrabando de este producto.
No obstante, la realidad indica que es necesario tomar medidas y que debe encontrarse una fórmula adecuada para que disminuya el fumado en Costa Rica puesto que es la salud de la población lo que está en juego.
Costa Rica debe aspirar a ser una nación con capacidad de aprobar leyes, para el beneficio de sus habitantes y a la vez controlar sus fronteras para evitar el contrabando.
No obstante, más allá de esto, podría estudiarse un incremento del precio suficiente para bajar la capacidad de compra y por tanto el consumo, pero no tanto como para estimular a quienes estuvieran en disposición de asumir los riesgos de traer el producto de manera ilegal a Costa Rica.
Esta y el resto de normas por tomar deben estudiarse para llegar a la mejor decisión, teniendo en cuenta, eso sí, que de alguna forma deben irse cumpliendo los objetivos que permitirán cambiar el hábito del fumado y evitar así a los costarricenses de hoy y de mañana el dolor y en ocasiones la muerte por su causa.